Las calenturas labiales, ¿qué son?

pyp clinic
  • NPrimera visita gratis
  • NPresupuesto sin compromiso
  • NFinanciación hasta 60 meses

SOLICITA INFORMACIÓN


    He leído y acepto la Política de Privacidad.
    Suscríbeme la la lista de correo para descuentos especiales.

    Los labios son una parte muy importante dentro de la apariencia física de cualquier persona. No obstante, en ocasiones pueden verse afectados por algún problema. Uno de los más comunes es la calentura labial o herpes labial, una infección viral que, por lo general, provoca ampollas dolorosas y persistentes.

    Las calenturas labiales, ¿qué son?

    Opciones de carillas

    En este artículo, precisamente, vamos a conocer qué son las calenturas labiales, cuáles son sus principales causas de aparición y sus síntomas y qué tratamiento se pueden aplicar para aliviar las molestias.

    ¿Qué es una calentura labial?

    Una calentura labial, también conocida como herpes labial, es una infección viral muy común que afecta a los labios y a su zona circundante. La infección está causada por el virus del herpes simple tipo 1 (HSV-1) y se caracteriza por la aparición en los labios de ampollas pequeñas y dolorosas llenas de líquido.

     

    El virus del herpes simple es muy contagioso y se transmite a través del contacto directo con las ampollas, la saliva o el moco de una persona infectada. Asimismo, también puede transmitirse a través del contacto con objetos de uso cotidiano, como por ejemplo toallas o utensilios de comida.

     

    Las calenturas labiales pueden ser muy recurrentes y estar desencadenadas por factores como el estrés, la fatiga, la exposición al sol o al frío o tener un sistema inmunológico debilitado. Por lo general desaparecen por sí solas, aunque durante el tiempo que se sufren son dolorosas y antiestéticas.

     

    Si deseas saber más sobre esta afección, la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica publicó en 2019 el libro Herpes labial: diagnóstico, tratamiento y prevención. Una publicación en la que se explica con detalle cuáles son las causas de aparición de este problema, qué tratamiento es el más efectivo y los mejores métodos de prevención.

    ¿Por qué salen los herpes labiales?

    La principal causa de aparición de la calentura labial es el herpes simple tipo 1 (HSV-1). Una vez que el virus entra en el cuerpo, permanece en estado latente en las células nerviosas que se hallan cerca de la boca. Cuando el sistema inmunológico está más débil, el virus se reactiva e inicia su aparición en forma de herpes labial.

     

    La debilidad del sistema inmunológico puede deberse a una serie de factores (estrés, fatiga, sobreexposición al sol, menstruación, fiebre, ciertas enfermedades, etc.). Además, el virus también puede reactivarse debido a diversas lesiones en la piel, ya sea un rasguño o un corte en la boca.

     

    Curiosamente, la mayoría de las personas tienen el virus del herpes simple tipo 1 en su cuerpo, pero no todas experimentan brotes de herpes labial. Solo aparece si el sistema inmunológico del organismo baja o se debilita en exceso.

    Síntomas de la calentura labial

    Los síntomas de la calentura labial se inician con una sensación de ardor o picazón en la zona afectada. A continuación, el paciente observa cómo le salen en los labios y sus alrededores pequeñas ampollas llenas de líquido transparente o amarillento. Estas ampollas pueden romperse y formar una costra que tarda varios días en desaparecer.

    Limpieza dental profunda

    Además de las pequeñas ampollas, hay otros síntomas que acompañan al herpes labial. Los más habituales son los siguientes:

     

    • Dolor en la zona.
    • Enrojecimiento e hinchazón en los labios.
    • Dolor de cabeza.
    • Malestar general.

     

    En muchos casos, la persona puede experimentar síntomas que son muy similares a los de una gripe. El herpes labial es una infección recurrente, por lo que puede aparecer en varias ocasiones, y con estos mismos síntomas, en una persona.

     

    Si tienes algunos de estos síntomas, te recomendamos que consultes con un especialista médico para recibir el diagnóstico y el tratamiento más adecuado.

    Tratamientos del herpes o calentura labial

    En la actualidad, no existe una cura definitiva para el herpes labial. No obstante, contamos con una serie de tratamientos que son muy efectivos que ayudan a aliviar los síntomas y reducir la duración del problema.

     

    Una de las opciones de tratamiento más comunes son los medicamentos antivirales orales. Estos medicamentos ayudan a reducir la duración y la frecuencia de los brotes de herpes labial. Suelen funcionar mejor si se toman en las primeras etapas del brote, de ahí que sea muy importante comenzar a tomarlos con la aparición de los primeros síntomas.

     

    Asimismo, también es posible utilizar pomadas y antivirales de venta libre. Estos productos se pueden aplicar en la zona afectada y contribuyen a aliviar notablemente los síntomas.

    Ortodoncia para todos los estilos

    Junto a estos medicamentos y pomadas, hay una serie de remedios caseros que puedes poner en práctica. Uno de ellos es la aplicación de compresas frías en la zona afectada. Asimismo, también es muy importante que mantengas siempre los labios hidratados con un bálsamo labial y evites los alimentos ácidos o picantes que pueden irritar la piel.

     

    El herpes labial es una afección muy molesta y antiestética. Sin embargo, existen diversos tratamientos que reducen la intensidad de los síntomas. Cuanto antes puedas hacer uso de ellos, más efectivos resultarán.

     

    La publicación más completa en materia de tratamiento para el herpes labial es el artículo Herpes labial: tratamiento y prevención. Un artículo que fue publicado en 2017 por la Revista Médica del Hospital General de México y en el que se estudian los diferentes tratamientos disponibles para la calentura labial.

    ¿Son contagiosas?

    Ya comentamos anteriormente que el herpes labial es muy contagioso. El virus se transmite de persona a persona a través del contacto directo con la piel o las membranas de las mucosas infectadas. Algo que puede ocurrir, por ejemplo, con un beso, con el sexo oral o al compartir objetos de comida, toallas, pañuelos, etc.

     

    También es muy probable que una persona se pueda contagiar al tocar una ampolla de herpes labial y luego tocar otra parte del cuerpo sin lavarse antes las manos.

     

    Asimismo, hay que señalar que una persona puede transmitir el virus incluso si no tiene ampollas visibles. En estos casos, el virus estaría presente en la saliva y en las secreciones nasales antes de que aparezcan las ampollas. Por esta razón, es muy importante ser cuidadoso al interactuar con otras personas si se sabe que padecen de herpes labial.

     

    Primera visita gratis

    Presupuesto sin copromiso

    Financiación hasta 60 meses

    Nuestras Especialidades