Seleccionar página

Caída de pelo en verano

La caída de pelo en verano, no es determinante, ya que en condiciones normales el tiempo y las vacaciones no son perjudiciales para el cabello, sin embargo es de considerar que los excesos son los que originan su pérdida. Las personas no toman medidas ni son prudentes al ir a la playa o exponerse de cualquier forma a los rayos del sol.

Lo anteriormente mencionado perjudica la estabilidad del cabello en el cuero cabelludo. Por otra en esta parte del año, las personas se dedican más al cuidado de la piel y del rostro que al cuidado del cabello.

Además el cabello cumple con un ciclo, constituido por cuatro fases, una de las cuales se distingue por la caída o fase exógena, en la que nos desprendemos de cierta cantidad de cabellos.

Caída del pelo en verano ¿cuánto dura?

La caída del pelo en verano, dura entre los meses de junio a noviembre. En esta época por lo general las personas experimentan un aumento acelerado de la caída de cabello que verdaderamente causa desesperación. Los más indicado y genial sería que hubiese una estabilidad o equilibrio entre esta caída y el nacimiento, para que la cabeza presente una proporción que dé buen aspecto.

Caída del cabello en verano en mujeres

Las mujeres pertenecen al grupo de individuos que más se alarma por la caída del cabello; sin embargo en esta fecha opta por cuidar más otras zonas del cuerpo y así surgen consecuencias negativas sobre el mismo. A esto se suma el hecho de que el pelo naturalmente cumple sus fases de permanencia o no y entra en el período en el que se desprende para dar lugar a cabellos nuevos.

Con todo esto llegamos al punto en el que los cuidados extremos son necesarios para fortalecerlo posterior a las vacaciones de verano y devolverle el brillo, la abundancia y la salud para alcanzar la integración a la cotidianidad, sin problemas.

Caída de pelo en verano en hombres

Los hombres no están exentos de la pérdida de cabello en época de verano, colmada de sol y agentes externos que influyen en la caída. La exposición de ellos a los agentes ambientales es más intensa por su cabello con estilos y cortes variados, sin melena capaz de cubrir extensos espacios como la mujer.

La caída de pelo en verano en hombres es muy usual y produce alarma, pero siendo intensa o no, en ellos, la mujer tiende a alarmarse más. Es menester que él cuide su cuero cabelludo y que tome medidas que prolonguen la existencia del pelo, adquiriendo productos de calidad y consumiendo alimentos naturales que contengan vitaminas aptas para esta parte del cuerpo.

¿Cómo evitar la caída del pelo en verano?

Muchos elementos intervienen en la caída del cabello en verano, no es precisamente por una creencia, sino por la influencia de factores ambientales que perjudican el cabello como el cloro, el sol, el viento, el calor, la sal marina, en vista de que la playa es el aliciente ante el calor que golpea en esta temporada.

Por estas razones el cabello necesita de cuidados extremos y de suma protección. Algunas de las formas de evitar la caída del pelo en verano son enunciadas y recomendadas como seguimiento prolongado, si deseas mantener tu cabello sano, en esta temporada.

Es prudente usar gorro para natación y agua abundante, con un champú neutro y suave para eliminar los aditivos que se le colocan a la piscina. El cloro modifica el color del pelo, por lo que deben tenerse cuidados extremos. Por otro lado debemos proteger el pelo del sol, exponerlo a los rayos solares por extenso período de tiempo puede ser perjudicial.

Las horas en que los rayos del sol son más fuertes, debes tratar de resguardarlo (a medio día) y los períodos prolongados de tiempo también afectan. En verano algunas personas no se eximen de usar el secador de pelo, por lo que se recomienda no acercarlo demasiado al cabello ni al cuero cabelludo, pues la deshidratación es dañina.

¿Qué tomar para la caída del pelo en verano?

Para controlar la caída del pelo en verano es menester tomar vitaminas y consumir alimentos que ayuden a mantenerlo sano. Existen también medicamentos aptos tanto para el control de la caída del cabello como para hacerlo más fuerte y resistente a factores externos, que pudieran tener influencia negativa en él.

Es sin embargo necesario que acudas a tus sesiones de consulta con el dermatólogo de confianza, específicamente con el tricólogo, si tienes caída en abundancia, puesto que es el indicado para detenerla, basado por supuesto en evidencias médicas, exámenes de laboratorio y demás pruebas consistentes.

Vitamina caída pelo verano

Las vitaminas A y C ayudan el fortalecimiento y crecimiento del cabello pues incrementan la producción de sebo; el cual protege y fija los folículos al cuero cabelludo, evitando el desprendimiento temprano del pelo. Las verduras con hojas verdes son perfectas para una alimentación balanceada y un cabello fuerte y resistente. Por otra parte el Omega3 también origina la producción de este sebo que favorece la permanencia del cabello.

Si deseas fortalecerlo de una forma más natural, consume todos los días, el jugo de naranja con zanahoria y verás los efectos que produce en tu cabello; estás consumiendo una gran dosis de vitamina A. El hierro, las proteínas y la biotina (vitaminas H, B7 y B8), son también elementos que trabajan en tu cuerpo, la consolidación de los folículos pilosos.

Estas son las vitaminas caída pelo verano más recomendadas debido a sus efectos protectores; influyentes sobre los elementos que atacan en esta época calurosa.

¿Es normal la caída del pelo en verano?

La caída del cabello normalmente se da en verano debido a las condiciones que encontramos presentes en la temporada. Las causas son variadas y los cuidados deben asumirse en esta época como imprescindibles. Entre otras causas están presentes los rayos ultra-violeta, el cloro, el agua marina y los cambios alimentarios.

Ocurre que en esta temporada se dan cambios en la rutina diaria de las personas, en cuanto a la alimentación, actividades de otra categoría son incorporadas, de disfrute pero que son perjudiciales; esto conduce a asegurar que si es normal la caída del pelo en verano.