¿Cuál es el tratamiento para un diente podrido?

pyp clinic
  • NPrimera visita gratis
  • NPresupuesto sin compromiso
  • NFinanciación hasta 60 meses

SOLICITA INFORMACIÓN


    He leído y acepto la Política de Privacidad.
    Suscríbeme la la lista de correo para descuentos especiales.

    Si estás en este lugar es porque te interesaría saber cuál es el tratamiento para un diente podrido, ¿verdad? Estás en el sitio indicado, en este artículo te lo contaremos.

    Tratar diente podrido

    Un diente podrido es aquel que ha sido gravemente afectado por una caries dental (enfermedad que se produce por la acción de las bacterias de la placa sobre el esmalte y la dentina del diente).

    En este artículo, te explicaremos todo sobre esta afección que suele perjudicar a muchas personas. ¿Aprendemos juntos?

    Descrubre los tipos de implantes dentales aquí

    ¿Qué factores son los causantes del diente podrido?

    Antes de conocer el tratamiento para un diente podrido, es importante conocer los factores que contribuyen a la aparición de este problema grave en los dientes.

    La principal causa de un diente podrido, es la falta de higiene bucal adecuada, porque permite qué se forme la placa bacteriana y el ácido que contiene termine agujereando los dientes.

    Otros factores que pueden contribuir a la aparición de un diente podrido son:

    • El consumo regular de alcohol o el hábito de fumar, ya que disminuyen la aparición de saliva y alteran el equilibrio de la flora bucal.
    • El consumo frecuente de alimentos o bebidas con alto contenido de azúcares, que proporcionan nutrientes a las bacterias de la placa.
    • El reflujo gastroesofágico, que hace que los ácidos del estómago suban hasta la boca y erosionen el esmalte dental.
    • El uso frecuente de medicamentos como los antihistamínicos, los diuréticos o los antidepresivos, que causan sequedad bucal y disminuyen el flujo salival.
    • Las enfermedades sistémicas como la diabetes, la osteoporosis o el VIH, que afectan la salud bucal.
    • La mala posición o alineación de los dientes, que dificulta la limpieza de los mismos.
    • En el caso de los niños, haber dormido mucho tiempo con el biberón es una causa de la aparición temprana de dientes podridos.
    • La xerostomía o “síndrome de boca seca, es una condición determinante, ya que, al no poder producir saliva, las bacterias de la boca se pueden desarrollar de manera más rápida.
    Diferentes procesos para el blanqueamiento dental

    ¿Qué signos o síntomas indican que un diente está podrido?

    Un diente podrido puede manifestarse con los siguientes signos y síntomas:

    • Dolor dental severo y persistente, que puede extenderse a otras zonas de la cara y cuello.
    • Sensibilidad dental al frío, al calor o a los alimentos dulces o salados.
    • Mal sabor en la boca o sabor metálico.
    • Fiebre o malestar general.
    • Cambio de color del diente afectado, que puede tornarse más oscuro o grisáceo.
    • Mal aliento o halitosis.
    • Inflamación o irritación de la encía alrededor del diente podrido.

    ¿Qué tratamientos existen para un diente podrido?

    El tipo de tratamiento para un diente podrido dependerá del grado de afectación del diente y de la pulpa. Las opciones más habituales son:

    Empaste dental

    El empaste dental es el tratamiento más sencillo y menos invasivo para tratar una caries dental. Consiste en eliminar la parte dañada por la caries y rellenarla.

    El relleno se realiza con un material restaurador, como la resina o amalgama. Es un procedimiento rápido e indoloro.

    Este tratamiento también es conocido como obturación dental y es recomendado realizarlo solo en los casos donde la caries no ha llegado a la pulpa.

    Endodoncia

    La endodoncia es el tratamiento que se realiza cuando la caries ha afectado a la pulpa y está infectada o muerta.

    Consiste en extraer la pulpa del interior del diente y rellenar el conducto radicular con un material sellador. De esta manera se elimina el dolor y la infección y se conserva el diente.

    Sin embargo, hay que tener en cuenta que, al perderse la pulpa del diente, este se vuelve más débil y puede necesitar una corona o funda para reforzarlo.

    Extracción dental

    La extracción dental es el último recurso cuando el diente está tan deteriorado por las caries, que no se puede reparar ni salvar con la endodoncia.

    Consiste en extraer el diente por completo con anestesia local. Es el tratamiento más radical y tiene desventajas como la pérdida de funcionalidad del diente o del hueso alveolar.

    Se recomienda sustituir el diente extraído con una prótesis dental, como un implante, un puente o una dentadura postiza.

    Fundas dentales de acuerdo a tu edad

    Dentaduras postizas

    Si son varios los dientes que se han podrido, será más sencillo recurrir a una prótesis removible completa, en lugar de realizar varios tratamientos de implantes dentales.

    Las dentaduras postizas o prótesis, son mucho menos estables porque no se sujetan a las encías de la misma manera que los implantes, pero son más económicas.

     

    ¿Qué sucede si no se trata un diente podrido?

    Si no se trata un diente podrido, pueden surgir un par de complicaciones graves que pueden afectar no solo tu salud dental, sino tu salud en general.

    En este apartado enumeraremos un par de consecuencias de no tratar un diente podrido. Entre ellas:

    1. Si no se trata un diente podrido puede producirse un absceso dental. Un absceso dental es una acumulación de pus que se forma dentro del diente o en las encías. Los abscesos dentales pueden ser extremadamente dolorosos y pueden provocar hinchazón en la cara y el cuello. Además, si no se trata esta afección, puede propagarse a otras partes del cuerpo, causando infecciones graves y dañando los tejidos circundantes.
    2. Si no se trata un diente podrido, pueden llegar a producirse pérdidas de piezas dentales. Si la caries dental se deja sin tratar, puede destruir el diente y hacer que se caiga. Además, las infecciones dentales pueden dañar los tejidos de soporte del diente, como las encías y el hueso, lo que puede hacer que el diente se afloje y se caiga. La pérdida de dientes puede afectar la capacidad de masticar y hablar y puede tener un impacto negativo en la autoestima y en la calidad de vida.

    Es importante tratar un diente podrido cuanto antes para evitar complicaciones graves. Si crees que tiene un diente podrido, no dudes de consultar con el dentista cuanto antes.

    ¿Cómo prevenir los dientes podridos y la caries dental?

    Los dientes podridos y la caries dental pueden ser dolorosos y costosos de tratar. Afortunadamente, hay cosas que puedes hacer para prevenirlos.

    En este apartado, te daremos algunos consejos para prevenir los dientes podridos y la caries dental. Entre ellos:

    • Cepíllate los dientes dos veces al día: El cepillado diario es la forma más efectiva de prevenir los dientes podridos y la caries dental. Cepíllate los dientes luego de cada comida o al menos dos veces por día, durante dos minutos con una pasta dental con fluoruro. El fluoruro ayuda a fortalecer el esmalte dental y protege contar la caries.
    • Usa hilo dental diariamente: El cepillado solo no es suficiente para limpiar los dientes adecuadamente, por lo que es recomendable que uses hilo dental para eliminar la placa y los restos de alimentos de los espacios entre los dientes. La placa es una película pegajosa de bacterias que se adhiere a los dientes y puede causar caries y enfermedades en las encías.
    • Usa enjuague bucal con fluoruro: Los enjuagues bucales con fluoruro pueden ayudar a fortalecer el esmalte dental y proteger contra la caries. Usa un enjuague bucal con fluoruro después de cepillarte los dientes para ayudar a prevenir la aparición de dientes podridos y la caries dental.
    • No fumes ni mastiques tabaco: Fumar y masticar tabaco es uno de los peores hábitos para tu salud bucal y para tu salud en general. El tabaco puede causar manchas en tus dientes, enfermedades en las encías, mala aliento y otros problemas dentales graves. Si eres fumador, es recomendable comenzar con un plan para dejar este hábito si quieres que tus dientes no se vean afectados.
    • Cepilla tu lengua: Otro de los hábitos positivos para prevenir dientes podridos o caries, es el de cepillarse la lengua. Las bacterias en tu boca, pueden acumularse en la lengua y causar mal aliento y otros problemas dentales, por tanto, eliminarlas será la forma más efectiva de prevenir un diente podrido o caries dental.

    ¿Qué puedes hacer si tienes un absceso dental?

    Si crees que tienes un absceso dental, será importante que consultes de inmediato a tu dentista para recibir tratamiento adecuado.

    Los abscesos dentales son una forma de infección dental y pueden ser muy dolorosos si no se tratan adecuadamente.

    En esta sección, te mostramos algunas cosas que puedes hacer si sospechas que tienes absceso dental. Entre las cuales:

    1. Toma analgésicos para aliviar el dolor: Los abscesos dentales suelen ser extremadamente dolorosos, por lo que tomar analgésicos se convierte en la mejor opción posible para aliviar esos dolores. Pero ojo, no debes tomar cualquier cosa, consulta con un profesional antes.
    2. Consulta a un dentista lo antes posible: Un dentista puede examinar tu boca y determinar si lo que tienes es o no un absceso dental. Además, el profesional puede indicarte qué antibióticos puedes tomar para trata la infección y drenar el absceso en el caso de que te diagnostique tal afección.
    3. Enjuaga tu boca con agua salada y tibia: Enjuagarse la boca con agua salada y tibia puede ayudar a aliviar el dolor y reducir la inflamación. Mezcle una cucharadita de sal en un vaso de agua tibia y enjuague su boca durante unos minutos antes de escupir el agua.
    4. Evita comer alimentos duros o pegajosos: Los alimentos duros y pegajosos pueden aumentar el dolor y la inflamación en su boca. Evita comer alimentos como nueces, palomitas de maíz, caramelos y otros alimentos que pueden agravar el dolor.
    5. Mantén una buena higiene oral: Si mantienes unos buenos hábitos de higiene dental, te ayudará a prevenir futuras infecciones y complicaciones. Cepíllate los dientes dos veces al día y usa hilo dental a diario para mantener tus dientes y encías limpios y saludables.

     

    Últimos avances y descubrimientos científicos sobre tratamientos del diente podrido

    Como habíamos mencionado, los dientes podridos son aquellos que han sufrido un daño grave por las bacterias de las caries, que atacan la dentina y a la pulpa del diente.

    Padecer esta afección puede causar dolor, infección, sensibilidad, fractura y pérdida de los dientes. Por este motivo, es importante tratarlo cuanto antes.

    En esta sección, te presentamos algunos de los últimos descubrimientos y avances científicos sobre los tratamientos para diente podrido que pueden interesarte.

    Factores de crecimiento

    Los factores de crecimiento son sustancias que estimulan la regeneración de los tejidos dañados por las caries u otras enfermedades.

    Estas sustancias se obtienen de la propia sangre del paciente o de donantes y se aplican en forma de gel o membrana sobre el diente afectado.

    El objetivo de este tratamiento es favorecer la cicatrización y la formación de un nuevo hueso, encía y dentina.

    Vacuna contra la periodontitis

    La periodontitis es una enfermedad que afecta a las encías y al hueso que sostiene los dientes, provocando inflamación, sangrado, retracción y pérdida de piezas dentales.

    Para prevenir y tratar esta enfermedad, se está desarrollando una vacuna que estimula la producción de anticuerpos contra la bacteria Porphyromonas gingivalis.

    Esta vacuna, que ataca la bacteria responsable de la periodontitis, se administra por vía oral o nasal y se ha comprobado su eficacia en animales.

    Tratamiento contra la candidiasis bucal

    La candidiasis bucal es una infección por hongos que puede afectar a las personas con un sistema inmune debilitado o que usan prótesis dentales.

    Esta afección se manifiesta con placas blancas o rojas en la boca, que pueden causar dolor, ardor o dificultad para tragar.

    Un equipo de investigadores ha desarrollado un tratamiento basado en nanopartículas de plata, que tienen propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias.

    Estas nanopartículas se incorporan en un gel o en una pasta dental, que se aplica sobre la zona infectada para eliminar los hongos y eliminar los síntomas.

    Regeneración de dientes

    Se están investigando varias estrategias basadas en el uso de células madre, biomateriales e ingeniería tisular para regenerar los dientes podridos.

    Una de las técnicas consiste en implantar un molde biodegradable con células madre y factores de crecimiento en el lugar donde falta el diente.

    El molde sirve como andamio para que las células se diferencien en las distintas partes del diente: esmalte, dentina, pulpa y cemento.

    Chicle inteligente

    El chicle inteligente es un producto innovador que ayuda a prevenir la caries y a mejorar el aliento, se mastica después de cada comida y se deshace enseguida.

    Este chicle contiene xilitol, un edulcorante natural que inhibe el crecimiento de las bacterias y nanopartículas de hidroxiapatita (ayuda a reforzar el esmalte dental).

    Uso de la terapia fotodinámica

    La terapia fotodinámica (PDT), es un tratamiento que usa una luz especial y un fotosensibilizador para matar las bacterias que causan la caries dental.

    El fotosensibilizador se aplica al diente y luego se activa con una luz especial. Esto hace que las bacterias que causan la caries se vuelvan sensibles a la luz y mueran.

    En experimentos con ratones también se descubrió que la PDT no daña el tejido sano del diente, por lo que se convierte en una alternativa menos invasiva que las actuales.

    Vidrio bioactivo

    Investigadores descubrieron que el vidrio bioactivo estimulaba la formación del hueso y dientes nuevos en los dientes dañados.

    También descubrieron que el vidrio bioactivo era más resistente a la caries que los materiales de relleno tradicionales.

    Este es otro avance prometedor en el tratamiento de los dientes podridos, ya que los materiales de relleno bioactivos han demostrado ser muy eficientes.

    Terapia con aceite de coco

    Un estudio del año 2018 encontró que la terapia con aceite de coco puede ser efectiva para reducir la cantidad de bacterias que causan la caries dental.

    La terapia con aceite de coco implica enjuagar la boca con aceite de coco durante varios minutos al día, una alternativa muy interesante y sana.

    Esta terapia reduce significativamente la cantidad de bacterias en la boca y previene la formación de nuevas caries.

    Nanopartìculas de plata

    Un estudio publicado en el año 2021, encontró que las nanopartìculas de plata pueden ser efectivas para matar las bacterias que causan la caries dental.

    Las nanopartìculas de plata pueden penetrar en las capas más profundas del diente y matar las bacterias sin dañar las células sanas.

    Los investigadores también descubrieron que las nanopartìculas de plata pueden prevenir la formación de nuevas caries en los dientes.

    Terapia con luz de plasma

    Un estudio que data del año 2019 encontró que la terapia con luz de plasma puede ser efectiva para matar las bacterias que causan la caries dental.

    La terapia con luz de plasma utiliza un dispositivo especial para generar una luz de plasma que mata las bacterias.

    Los investigadores encontraron que la terapia con luz de plasma era más efectiva y menos invasivas que las técnicas de tratamiento convencionales.

    Terapia con láser de dióxido de carbono

    Un estudio del año 2020 encontró que la terapia con láser de dióxido de carbono puede ser efectiva para tratar los dientes podridos.

    La terapia con láser de dióxido de carbono utiliza un láser para eliminar el tejido dental dañado y matar las bacterias que causan la caries.

    Los investigadores también descubrieron que este tipo de terapia es más efectiva y menos invasiva que las terapias convencionales.

     

    ¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre “tratamiento para un diente podrido”? Esperamos que lo hayas disfrutado tanto como nosotros.

     

    Primera visita gratis

    Presupuesto sin copromiso

    Financiación hasta 60 meses

    Nuestras Especialidades