Subluxación: definición, efectos, síntomas y causas

pyp clinic
  • NPrimera visita gratis
  • NPresupuesto sin compromiso
  • NFinanciación hasta 60 meses

SOLICITA INFORMACIÓN


    He leído y acepto la Política de Privacidad.
    Suscríbeme la la lista de correo para descuentos especiales.

    La subluxación es una condición que puede afectar diversas partes del cuerpo, incluyendo las articulaciones y la columna vertebral. Entender esta condición es crucial para identificar sus síntomas, conocer sus causas y buscar el tratamiento adecuado. En este artículo, exploraremos detalladamente qué es una subluxación, sus síntomas, causas y los tratamientos disponibles.

    Aprovecha aquí para agendar tu primera visitar odontologica gratuita con nosotros

    Subluxación: síntomas

    La subluxación se refiere a una dislocación parcial o incompleta de una articulación. A diferencia de una luxación completa, donde el hueso se desplaza completamente de su posición, en la subluxación el hueso se desplaza parcialmente pero aún mantiene algún contacto con la articulación. Los síntomas de una subluxación pueden variar dependiendo de la articulación afectada, pero generalmente incluyen:

    1. Dolor: El dolor en el área afectada es uno de los síntomas más comunes. Puede ser agudo e intenso en el momento de la lesión o manifestarse como un dolor persistente y sordo.
    2. Inflamación: La zona alrededor de la articulación puede hincharse debido a la inflamación de los tejidos circundantes.
    3. Limitación del Movimiento: La capacidad de mover la articulación afectada puede estar restringida. Puede haber rigidez y una disminución en el rango de movimiento.
    4. Inestabilidad: Sensación de que la articulación se siente inestable o débil. En casos graves, la articulación puede sentirse como si estuviera “cediendo”.
    5. Deformidad: En algunas ocasiones, puede observarse una deformidad visible en la articulación afectada.
    6. Entumecimiento y Hormigueo: Si la subluxación afecta los nervios cercanos, puede causar sensaciones de entumecimiento u hormigueo en la extremidad afectada.
    Te ayudamos a tener una salud bucal perfecta

    ¿Qué causa la subluxación?

    Las causas de una subluxación pueden ser variadas y dependen en gran medida de la articulación afectada. Aquí se presentan algunas de las causas más comunes:

    1. Traumatismo: Las lesiones traumáticas, como caídas, accidentes de tráfico o impactos deportivos, son causas frecuentes de subluxaciones. La fuerza del impacto puede desplazar parcialmente los huesos de la articulación.
    2. Movimientos Repetitivos: Realizar movimientos repetitivos puede debilitar las articulaciones con el tiempo y llevar a subluxaciones, especialmente en áreas como los hombros y las muñecas.
    3. Debilidad Muscular: Los músculos alrededor de una articulación proporcionan soporte y estabilidad. La debilidad muscular puede hacer que una articulación sea más propensa a subluxaciones.
    4. Problemas Congénitos: Algunas personas nacen con articulaciones más laxas o condiciones congénitas que predisponen a la subluxación.
    5. Enfermedades Degenerativas: Condiciones como la artritis reumatoide pueden dañar las articulaciones y los ligamentos, aumentando el riesgo de subluxación.
    6. Enfermedades Neuromusculares: Enfermedades que afectan los nervios y los músculos, como la esclerosis múltiple, pueden debilitar las articulaciones y predisponerlas a la subluxación.

    Tratamiento para la subluxación

    El tratamiento de una subluxación varía según la severidad de la lesión y la articulación afectada. A continuación, se describen algunos de los métodos más comunes:

    1. Reducción Manual: En algunos casos, un profesional de la salud puede manipular la articulación para volver a colocar el hueso en su posición correcta. Este procedimiento, llamado reducción, debe ser realizado por un médico para evitar daños adicionales.
    2. Inmovilización: Después de la reducción, puede ser necesario inmovilizar la articulación con una férula, yeso o cabestrillo para permitir que los tejidos se curen adecuadamente.
    3. Medicamentos: Los analgésicos y antiinflamatorios pueden ayudar a manejar el dolor y la inflamación asociados con la subluxación.
    4. Fisioterapia: La fisioterapia es una parte crucial del tratamiento. Un fisioterapeuta puede diseñar un programa de ejercicios para fortalecer los músculos alrededor de la articulación, mejorar el rango de movimiento y prevenir futuras subluxaciones.
    5. Cirugía: En casos severos o recurrentes, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para reparar los ligamentos, tendones o huesos dañados. La cirugía puede ser necesaria si hay daño significativo en la estructura de la articulación.
    6. Terapias Alternativas: Algunas personas encuentran alivio en terapias alternativas como la quiropráctica, la acupuntura o el masaje terapéutico. Sin embargo, es importante consultar con un profesional de la salud antes de iniciar cualquier tratamiento alternativo.
    7. Modificaciones en el Estilo de Vida: Dependiendo de la causa subyacente de la subluxación, pueden ser necesarias modificaciones en el estilo de vida. Esto puede incluir cambios en la actividad física, la adopción de técnicas adecuadas de levantamiento y el uso de equipo de protección durante actividades deportivas.
    Descubre todas las ventajas de la limpieza dental

    La subluxación puede ser una condición dolorosa y debilitante, pero con el diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento eficaz, la mayoría de las personas pueden recuperar la función completa de la articulación afectada. Es crucial seguir las recomendaciones médicas y participar activamente en el proceso de rehabilitación para obtener los mejores resultados. Si experimenta síntomas de subluxación, busque atención médica de inmediato para evitar complicaciones y promover una recuperación rápida y segura.

    Primera visita gratis

    Presupuesto sin copromiso

    Financiación hasta 60 meses

    Nuestras Especialidades