Se me ha roto la muela ¿qué hago?

pyp clinic
  • NPrimera visita gratis
  • NPresupuesto sin compromiso
  • NFinanciación hasta 60 meses

SOLICITA INFORMACIÓN


    He leído y acepto la Política de Privacidad.
    Suscríbeme la la lista de correo para descuentos especiales.

    Cuando una muela se ha roto, nos encontramos en una encrucijada dental, puede ser alarmante, pero no debemos preocuparnos, estamos aquí para ayudarte. En este artículo exploraremos todo lo que necesitas saber sobre qué hacer cuando se te rompe una muela. Desde los síntomas y las posibles causas hasta las opciones de tratamiento disponibles, te brindaremos la información que necesitas para tomar decisiones informadas sobre tu salud bucal.

    Se me ha roto la muela qué hago

    ¿Qué es una fractura o una rotura dental?

    Una fractura o rotura dental es una lesión en la estructura de un diente que resulta en la separación, grieta o fragmentación de alguna parte del mismo. Es un problema común que puede ocurrir debido a varios factores, como lesiones traumáticas, caries dental avanzada, bruxismo (rechinar de dientes) o incluso una mordida inadecuada.

    ¿Cómo saber qué tratamiento de ortodoncia me conviene?

     

    Las fracturas dentales pueden variar en gravedad, desde pequeñas fisuras apenas visibles hasta fracturas más extensas que comprometen la integridad del diente. A menudo, las personas experimentan dolor o sensibilidad en el área afectada, especialmente al morder o masticar alimentos. En casos más severos, la fractura puede exponer el nervio del diente, lo que causa un dolor intenso y requiere atención dental inmediata.

     

    La fractura de esmalte es la forma más leve, afecta solo al esmalte, la capa externa del diente. Por lo general, no causa dolor importante y no siempre necesita tratamiento si no afecta la estructura subyacente del diente. Cuando ocurre fractura de esmalte y dentina, tanto el esmalte como la dentina, la capa interior del diente, resultan afectados, pudiendo causar sensibilidad al frío o al calor y generalmente requiere una restauración dental, como una obturación o una corona, para proteger el diente y evitar complicaciones adicionales.

     

    La fractura vertical se extiende desde la superficie masticatoria hacia abajo, a menudo afectando la raíz del diente. Puede ser dolorosa y puede requerir tratamientos más invasivos, como una endodoncia (tratamiento de conducto) o incluso la extracción del diente en casos graves. Por último, cuando ocurre una fractura de raíz, la raíz del diente se ve comprometida. Aunque no siempre es visible, puede causar dolor e inflamación en la zona afectada.

    ¿Cuáles son los síntomas y signos de un diente fracturado o roto?

    Cuando se trata de un diente fracturado o roto, hay una serie de síntomas y signos que pueden indicar la presencia de esta lesión. Es esencial estar atento a estas señales para buscar atención dental de inmediato. Los principales síntomas y signos a tener en cuenta son los siguientes:

     

    • Dolor agudo: Uno de los síntomas más comunes de un diente fracturado es el dolor intenso. Puede variar en intensidad según la gravedad de la fractura, pero en muchos casos, es una sensación punzante y aguda que puede empeorar al morder o masticar alimentos.

     

    • Sensibilidad dental: Un diente fracturado también puede volverse extremadamente sensible. Puedes experimentar sensibilidad al consumir alimentos o bebidas calientes o frías. Incluso el aire frío puede desencadenar molestias en el diente afectado.

     

    • Inflamación y enrojecimiento: Si hay una fractura o rotura dental, es posible que notes hinchazón o enrojecimiento en el área afectada. Esto puede indicar una respuesta inflamatoria debido al daño en el diente.

     

    • Cambios en la apariencia del diente: En algunos casos, podrás notar cambios visuales en el diente fracturado. Puede haber una grieta visible en la superficie del esmalte o incluso una parte del diente que se ha roto y falta. Si es una fractura más profunda, puede que no sea visible a simple vista, pero aún así sentirás los síntomas asociados.

     

    • Cambios en la textura del diente: Al pasar la lengua por el diente, podrías notar una textura áspera o irregular en comparación con los dientes sanos. Esto puede indicar una fractura o rotura en la estructura dental.

     

    • Dificultad al morder o masticar: Un diente fracturado puede causar problemas al morder o masticar los alimentos. Puedes sentir molestias o dolor al aplicar presión sobre el diente afectado, lo que puede limitar tu capacidad para comer adecuadamente.

    ¿Causas de las fracturas o roturas dentales?

    Rotura de dientes por caries

    La rotura de dientes debido a la caries dental es un problema común que ocurre cuando la caries no se trata adecuadamente y avanza significativamente. La caries dental es una enfermedad causada por la desmineralización del esmalte dental debido a la acción de las bacterias presentes en la placa dental.

    ¿Cuánto tiempo puedo usar un implante dental?

     

    Cuando la caries no se trata a tiempo, puede alcanzar capas más profundas del diente, como la dentina y, en casos graves, incluso la pulpa dental. Esto debilita la estructura del diente y lo hace más propenso a fracturarse. La rotura dental por caries puede ocurrir de diferentes maneras. A medida que la caries progresa, puede debilitar el esmalte dental, que es la capa externa y protectora del diente. Esto puede hacer que el diente sea más frágil y susceptible a romperse con la presión normal de la masticación. Asimismo, la caries puede afectar la estructura interna del diente, debilitando la dentina. La dentina es una capa más suave y menos resistente que el esmalte, por lo que si se ve comprometida por la caries, el diente puede ser más propenso a fracturarse.

    Fractura dental por bruxismo

    La fractura dental causada por el bruxismo es un problema común que afecta a muchas personas. El bruxismo es una condición en la que las personas aprietan o rechinan los dientes de manera involuntaria, generalmente durante el sueño, aunque también puede ocurrir durante el día. Este hábito puede ejercer una presión excesiva y continua sobre los dientes, lo que puede provocar su fractura.

     

    Cuando una persona bruxa los dientes, se genera una fuerza significativa que puede debilitar gradualmente la estructura dental. Con el tiempo, esta presión continua puede causar fisuras, fracturas o incluso la rotura completa de los dientes. Los dientes más afectados por el bruxismo suelen ser los molares y premolares, ya que son los que soportan la mayor carga durante la masticación.

    Desmineralización del esmalte dental

    La desmineralización del esmalte dental es un proceso en el cual los minerales esenciales, como el calcio y el fósforo, se pierden de manera gradual de la capa externa del diente, conocida como esmalte. Esta desmineralización puede conducir a la fragilidad y debilitamiento del esmalte, lo que aumenta el riesgo de fracturas o roturas dentales. Cuando el esmalte se desmineraliza y debilita, los dientes se vuelven más susceptibles a las fracturas o roturas. La presión normal ejercida durante la masticación, el bruxismo o incluso una lesión menor pueden ser suficientes para causar una fractura en los dientes debilitados.

     

    Varios factores pueden contribuir a la desmineralización del esmalte dental. La principal causa es la presencia de ácidos producidos por las bacterias presentes en la placa dental. Estas bacterias se alimentan de los azúcares y carbohidratos presentes en los alimentos y liberan ácidos como subproducto. Estos ácidos pueden erosionar gradualmente el esmalte dental si no se mantiene una buena higiene bucal.

    Cuidados a tener con un injerto de encías

    Contusiones o golpes dentales

    Las contusiones o golpes dentales ocurren cuando los dientes reciben un impacto directo o una fuerza contundente, ya sea debido a un accidente, una caída o un traumatismo durante la práctica de deportes de contacto. Estos golpes pueden ocasionar diversos daños en los dientes, desde pequeñas lesiones hasta fracturas más graves.

     

    Cuando se produce una contusión dental, es posible que se presenten algunos síntomas inmediatos, como dolor, sensibilidad, inflamación y sangrado en la zona afectada. Adicionalmente, puede haber movilidad o cambio en la posición del diente golpeado. En casos más graves, el golpe puede provocar la fractura del diente o incluso la pérdida parcial o total del mismo.

     

    Es fundamental buscar atención dental lo antes posible después de sufrir una contusión dental. El dentista realizará una evaluación completa de la zona afectada y puede solicitar radiografías para evaluar el alcance del daño. Dependiendo de la gravedad de la contusión, se pueden llevar a cabo diferentes tratamientos.

    Mal-posición dental

    La mal-posición dental, también conocida como maloclusión dental, se refiere a la incorrecta alineación o posición de los dientes en la boca. Esto puede implicar diferentes problemas, como dientes apiñados, dientes torcidos, mordida cruzada, mordida abierta, mordida profunda y otros tipos de desalineación dental.

     

    Existen varias causas posibles de la mal-posición dental, en algunos casos, puede ser el resultado de factores hereditarios, donde la forma y el tamaño de los maxilares y los dientes se transmiten de generación en generación. También pueden influir factores ambientales, como la pérdida prematura de dientes de leche, la succión del pulgar o el uso prolongado de chupetes, que pueden afectar el desarrollo adecuado de los dientes y la mandíbula.

     

    La mal-posición dental puede ocasionar diversos problemas y complicaciones. Además de la apariencia estética, puede afectar la función masticatoria y la capacidad de hablar correctamente. También puede aumentar el riesgo de enfermedades periodontales, como la acumulación de placa dental, la formación de caries y problemas de la articulación temporomandibular.

    Avulsión dental

    La avulsión dental es un término que se refiere a la completa expulsión o extracción de un diente de su alveolo o cavidad dental en el hueso. En otras palabras, ocurre cuando un diente se desprende completamente de su posición natural en la boca, dejando un espacio vacío en la arcada dental. La avulsión dental puede ocurrir debido a diferentes situaciones, como un golpe o trauma facial severo, accidentes deportivos, caídas o cualquier otro impacto brusco en la boca. Es más común que ocurra en los dientes frontales superiores, pero también puede afectar a otros dientes.

    ¿Qué debes hacer si se te rompe un diente?

    Si se te rompe un diente, es importante tomar medidas rápidas para minimizar el daño y buscar atención dental de inmediato. Algunos pasos que puedes seguir pueden ser los siguientes, por ejemplo, enjuagar suavemente la boca con agua tibia para eliminar cualquier residuo o fragmentos de dientes. Esto también ayudará a limpiar la zona afectada y reducir la posibilidad de infección. Si hay hinchazón o dolor, puedes probar con aplicar compresas frías en la mejilla o en la zona afectada para reducir la inflamación y aliviar el malestar. No apliques hielo directamente sobre el diente roto, ya que podría causar sensibilidad adicional.

     

    También, si es posible, intenta encontrar y guardar los fragmentos del diente roto. Esto puede ser útil para evaluar el tipo de fractura y, en algunos casos, para reparar el diente. Si hay sangrado en la zona afectada, puedes presionar suavemente una gasa limpia o un pañuelo sobre el área durante unos minutos hasta que el sangrado se detenga.

     

    Si experimentas dolor, puedes tomar analgésicos de venta libre, como ibuprofeno o paracetamol, siguiendo las instrucciones del envase para aliviar el malestar. Evita aplicar medicamentos o cremas directamente sobre el diente roto sin la recomendación del dentista. Finalmente, es importante que busques atención dental de emergencia lo antes posible. El dentista evaluará la condición del diente roto, determinará el tratamiento necesario y te brindará las mejores opciones para reparar el diente y restaurar su función y apariencia.

    ¿Cómo se trata un diente roto?

    El tratamiento para un diente roto depende de la gravedad y la ubicación de la fractura, así como de otros factores individuales. Algunas opciones comunes de tratamiento utilizadas para abordar un diente roto son las siguientes:

    Tengo rota la muela hasta la encía, ¿cómo se soluciona?

    El tratamiento para un diente roto depende de la gravedad y la ubicación de la fractura, así como de otros factores individuales.

     

    • Obturación dental: En caso de fracturas menores que solo afectan el esmalte dental, es posible que se requiera una obturación dental. Durante este procedimiento, el dentista eliminará el tejido dañado y rellenará la cavidad resultante con un material de obturación, como resina compuesta, para restaurar la forma y la función del diente.

     

    • Corona dental: Cuando la fractura es más extensa y afecta una mayor parte del diente, puede ser necesario colocar una corona dental. Una corona es una cubierta protectora que se coloca sobre el diente roto para restaurar su forma, fuerza y apariencia. Las coronas pueden estar hechas de diferentes materiales, como cerámica, porcelana o metal, y se personalizan para adaptarse a la boca del paciente.

     

    • Endodoncia: Si la fractura ha alcanzado la pulpa dental, que es el tejido interno del diente que contiene los nervios y los vasos sanguíneos, puede ser necesario realizar un tratamiento de conducto o endodoncia. Durante este procedimiento, el dentista eliminará la pulpa dañada, limpiará el conducto radicular y lo sellará para prevenir infecciones y preservar el diente.

     

    • Reconstrucción dental: En casos de fracturas más graves que comprometen significativamente la estructura del diente, puede ser necesaria una reconstrucción dental. Este enfoque implica la combinación de diferentes técnicas, como la colocación de pernos y núcleos para fortalecer el diente, seguido de la colocación de una corona o incluso la utilización de técnicas de restauración más avanzadas, como implantes dentales.

    ¿Si no me duele puedo dejarla rota?

    Si bien puede parecer que no hay necesidad de tratar un diente roto si no te duele, es importante tener en cuenta que la falta de dolor no siempre significa que no haya problemas subyacentes. Aunque es posible que no experimentes molestias inmediatas, dejar un diente roto sin tratar puede tener consecuencias a largo plazo. Algunas razones por las que es recomendable buscar tratamiento incluso si no sientes dolor:

     

    • Infección: Un diente roto crea aberturas en la estructura dental que pueden permitir que las bacterias entren en el interior del diente. Con el tiempo, esto puede conducir a una infección dental, lo que puede causar dolor e inflamación. Si no se trata, una infección dental puede extenderse a los tejidos circundantes y tener consecuencias más graves para la salud bucal.

     

    • Sensibilidad dental: Incluso si no experimentas dolor intenso, un diente roto puede volverse más sensible a los estímulos, como el calor o el frío. Puedes comenzar a experimentar sensaciones desagradables o molestias al consumir alimentos o bebidas calientes o frías. Tratar el diente roto puede ayudar a aliviar la sensibilidad y restaurar la comodidad al comer y beber.

     

    • Daño adicional: Un diente roto puede debilitar la estructura dental circundante, lo que aumenta el riesgo de fracturas adicionales o de la pérdida del diente. Además, un diente roto puede afectar la mordida y la alineación de los dientes vecinos, lo que puede tener un impacto negativo en la función masticatoria y la estética de la sonrisa.

     

    • Problemas estéticos: Un diente roto puede afectar la apariencia de tu sonrisa, lo que puede tener un impacto en tu autoestima y confianza. Si valoras la estética de tu sonrisa, buscar tratamiento para reparar el diente roto puede ayudarte a restaurar la belleza natural de tu sonrisa.

    En P&P Clinic podemos arreglarte la muela, ven a hacerte tu estudio gratuitamente

    ¡P&P Clinic, tu solución dental de confianza! ¿Tienes una muela que necesita ser arreglada? ¡No te preocupes! En P&P Clinic estamos aquí para ayudarte. Ven y aprovecha nuestro estudio gratuito para evaluar tu situación dental. Nuestro equipo de profesionales altamente capacitados te brindará la atención personalizada que necesitas. Recupera tu sonrisa y disfruta de una salud bucal óptima. ¡No esperes más, contáctanos hoy mismo en P&P Clinic y descubre cómo podemos ayudarte!

    Primera visita gratis

    Presupuesto sin copromiso

    Financiación hasta 60 meses

    Nuestras Especialidades