Mordida en tijera: Tratamiento

pyp clinic
  • NPrimera visita gratis
  • NPresupuesto sin compromiso
  • NFinanciación hasta 60 meses

SOLICITA INFORMACIÓN


    He leído y acepto la Política de Privacidad.
    Suscríbeme la la lista de correo para descuentos especiales.

    ¿Tienes problemas de mordida en tijera? No te preocupes, afortunadamente existen opciones de tratamiento disponibles para corregir esta condición. En este artículo exploraremos un poco sobre qué es la mordida en tijera, las causas y las diferentes opciones de tratamiento, como la ortodoncia, la cirugía ortognática y otros enfoques personalizados.

    Mordida en tijera Tratamiento

    ¿Qué es la mordida en tijera?

    La mordida en tijera, conocida también como mordida cruzada anterior o mordida invertida, es una condición dental y ortodóncica en la cual los dientes superiores se posicionan por dentro o por detrás de los dientes inferiores al cerrar la boca. Esta anomalía puede afectar tanto la estética facial como la funcionalidad oral de un individuo. Puede ser causada por una combinación de factores genéticos y ambientales.

    ¿Qué usar para curetajes dentales?

     

    La mordida en tijera puede alterar la armonía facial y la sonrisa de una persona, pudiendo afectar su autoestima y confianza. Asimismo, puede haber una disfunción en la masticación y en la articulación temporomandibular, lo que puede ocasionar dolores de cabeza, dificultad para morder y masticar los alimentos correctamente, y desgaste anormal de los dientes.

    ¿Cómo saber si tengo una mordida en tijera?

    Para determinar si se tiene una mordida en tijera, es necesario realizar una evaluación dental y ortodóncica completa llevada a cabo por un profesional de la odontología, como un ortodoncista o un dentista especializado en ortodoncia. No obstante, acá exploraremos algunos signos y síntomas comunes que pueden indicar la presencia de una mordida en tijera:

     

    • Superposición de dientes: Uno de los principales indicadores de una mordida en tijera es la alineación incorrecta de los dientes superiores e inferiores al cerrar la boca. En lugar de que los dientes encajen correctamente, los dientes superiores se posicionan por dentro o por detrás de los dientes inferiores.

     

    • Desalineación estética: La mordida en tijera puede afectar la apariencia estética de la sonrisa y la cara. Es posible que los dientes superiores sean más prominentes o que la mandíbula inferior se proyecte excesivamente hacia adelante, creando una apariencia facial desequilibrada.

     

    • Dificultades en la masticación: Las personas con mordida en tijera pueden experimentar dificultad para morder y masticar los alimentos correctamente. Esto se debe a la falta de alineación adecuada de los dientes, lo que puede interferir con la función normal de la mandíbula durante el proceso de masticación.

     

    • Dolores de cabeza y trastornos de la articulación temporomandibular: La mordida en tijera puede ejercer presión adicional sobre los músculos y las articulaciones de la mandíbula, lo que puede dar lugar a dolores de cabeza frecuentes, molestias en la mandíbula y trastornos de la ATM, como chasquidos o bloqueos al abrir o cerrar la boca.

     

    • Desgaste dental anormal: La falta de alineación adecuada de los dientes en una mordida en tijera puede provocar un desgaste dental desigual. Los dientes pueden desgastarse de manera excesiva o presentar patrones de desgaste anormales debido a la fricción y la presión incorrecta al morder.

    Tipos de mordida en tijera

    Comprender los diferentes tipos de mordida en tijera es fundamental para determinar el mejor enfoque de tratamiento y lograr una alineación dental óptima. La mordida en tijera anterior y la mordida en tijera posterior son dos de los tipos principales de mordida en tijera.

    ¿Qué hacer cuando una corona dental se daña?

    Mordida en tijera anterior

    También conocida como mordida cruzada anterior o mordida invertida anterior, es una maloclusión dental caracterizada por la superposición de los dientes anteriores superiores e inferiores al cerrar la boca. En este tipo de maloclusión, los dientes superiores se sitúan por detrás de los dientes inferiores, creando una discrepancia en la alineación dental y alterando la forma en que los dientes superiores e inferiores encajan entre sí.

     

    La mordida en tijera anterior puede ser causada por diversos factores, entre ellos se encuentran el crecimiento desigual de la mandíbula, una mandíbula inferior protruida, una mandíbula superior subdesarrollada o retruida, la presencia de dientes anteriores prominentes o una combinación de estos factores.

     

    Desde el punto de vista estético, la mordida en tijera anterior puede afectar la apariencia de la sonrisa y del perfil facial, ya que los dientes anteriores no están alineados correctamente. Esto puede afectar la autoestima y la confianza de una persona. En cuanto a la función oral, puede dificultar la masticación adecuada de los alimentos y generar desgaste dental anormal, así como problemas en la articulación temporomandibular y dolores de cabeza.

    Mordida en tijera posterior

    La mordida en tijera posterior, también conocida como mordida cruzada posterior, es una maloclusión dental en la cual los dientes superiores se sitúan dentro o por dentro de los dientes inferiores al cerrar la boca. A diferencia de la mordida en tijera anterior, que afecta principalmente a los dientes anteriores, la mordida en tijera posterior involucra los dientes posteriores, tanto premolares como molares.

     

    Esta condición puede ser causada por varios factores, incluyendo un desajuste entre el tamaño de la mandíbula superior e inferior, la falta de espacio para la erupción normal de los dientes, una discrepancia en la posición de los dientes, la presencia de dientes supernumerarios o la presencia de hábitos orales como chuparse el dedo o el uso prolongado de chupete.

     

    La mordida en tijera posterior puede tener consecuencias negativas tanto estéticas como funcionales. Desde el punto de vista estético, esta maloclusión puede afectar la apariencia de la sonrisa y del perfil facial. Los dientes superiores que están posicionados por dentro de los inferiores pueden resultar en un aspecto desalineado y afectar la armonía facial.

     

    El tratamiento dependerá de la gravedad del caso y de las necesidades individuales del paciente. En algunos casos leves, se pueden utilizar aparatos ortodóncicos, como brackets o alineadores transparentes, para corregir la posición de los dientes y lograr una correcta alineación posterior. En casos más severos, puede ser necesaria la expansión del paladar o incluso la extracción de dientes para crear espacio y permitir la alineación adecuada de los dientes posteriores.

    ¿Es buena idea ortodoncia para niños?

    ¿Qué pasa si no trato la mordida?

    Si no se trata la mordida en tijera, pueden surgir complicaciones y problemas estéticos y funcionales a largo plazo. Esta maloclusión dental puede afectar la apariencia de la sonrisa y del perfil facial, dificultar la masticación adecuada de los alimentos, provocar un desgaste dental desigual y problemas en la articulación temporomandibular. Adicionalmente, la falta de alineación adecuada de los dientes puede aumentar el riesgo de problemas periodontales, como la acumulación de placa bacteriana y la enfermedad de las encías.

    Causas de la mordida en tijera

    Comprender las causas de la mordida en tijera es fundamental para poder prevenirla, diagnosticarla y abordarla adecuadamente. En este sentido, es importante explorar los factores que contribuyen a esta maloclusión y cómo pueden influir en la salud bucodental y la calidad de vida de las personas.

    Genética

    La genética puede desempeñar un papel importante en la aparición de la mordida en tijera. La estructura y el desarrollo de los maxilares, así como la posición y alineación de los dientes, pueden estar influenciados por factores genéticos heredados de los padres. Algunos de estos factores genéticos pueden predisponer a una persona a tener una maloclusión, incluyendo la mordida en tijera.

     

    Los genes pueden influir en el tamaño y la forma de los maxilares, determinando si hay un desajuste entre la mandíbula superior e inferior. Por ejemplo, una mandíbula inferior que es más pequeña en relación con la mandíbula superior puede aumentar la probabilidad de desarrollar una mordida en tijera. Del mismo modo, ciertos genes pueden influir en el tamaño y la posición de los dientes, lo que puede afectar la alineación de los mismos y contribuir a la mordida en tijera.

    Malos hábitos

    Hábitos como chuparse el dedo, usar el chupete más allá de una edad adecuada, la respiración bucal y la succión de objetos pueden afectar la posición y alineación de los dientes. Estos hábitos ejercen presión constante sobre los dientes y los maxilares en desarrollo, lo que puede interferir con su crecimiento normal y predisponer a la mordida en tijera.

    Falta de piezas dentales

    La falta de espacio en la zona de los dientes frontales puede causar una mordida en tijera, esto puede ocurrir cuando los dientes no tienen suficiente espacio para crecer correctamente, lo que resulta en su superposición o posición incorrecta. Esto puede ser causado por maxilares que no tienen el tamaño adecuado, presencia de dientes adicionales (dientes supernumerarios) que bloquean el camino de erupción de los dientes permanentes, y retención prolongada de los dientes de leche. Estas condiciones pueden contribuir a una mordida en tijera al limitar el espacio disponible para el desarrollo adecuado de los dientes.

    Espacio insuficiente

    La falta de espacio en la boca es una causa común de la mordida en tijera. Puede ser causada por el tamaño inadecuado de los maxilares, dientes grandes, retención prolongada de dientes de leche o pérdida prematura de dientes. Cuando no hay suficiente espacio para los dientes, pueden superponerse o colocarse en posiciones incorrectas, lo que resulta en una mordida en tijera.

    Traumatismo mandíbula

    Un traumatismo mandibular puede causar una mordida en tijera. Esto ocurre cuando hay un impacto fuerte o una lesión en la mandíbula que provoca cambios en la posición de los maxilares y los dientes. Estos cambios pueden incluir el desplazamiento de los maxilares, fracturas en la mandíbula y lesiones en los ligamentos y tejidos de soporte de los dientes. Si no se tratan adecuadamente, estos cambios pueden afectar la alineación de los dientes y resultar en una maloclusión, como la mordida en tijera.

    Tratamientos para corregir la mandíbula

    Los tratamientos disponibles para corregir problemas de mandíbula pueden ayudar a abordar y corregir desalineaciones mandibulares. Algunos diferentes enfoques, como la ortodoncia y la cirugía ortognática son los principales tratamientos para este tipo de problemas.

    Ortodoncia

    La ortodoncia es un tratamiento ampliamente utilizado para corregir la posición y alineación de la mandíbula. Consiste en el uso de aparatos dentales, como brackets, alineadores transparentes o dispositivos ortopédicos, que aplican fuerzas controladas sobre los dientes y los huesos maxilares para modificar su posición. En el caso de la mordida en tijera, la ortodoncia puede ser especialmente efectiva para corregir esta maloclusión. A través de la aplicación de fuerzas graduales y constantes, los dientes se desplazan gradualmente hacia su posición adecuada, permitiendo una correcta alineación y oclusión.

     

    El tratamiento de ortodoncia para corregir la mandíbula puede requerir diferentes enfoques, dependiendo de la gravedad de la maloclusión y las necesidades individuales del paciente. Esto puede incluir la utilización de brackets metálicos o cerámicos, alineadores transparentes o incluso dispositivos ortopédicos, como expansores palatinos o elásticos intermaxilares.

    Cirugía ortognática

    La cirugía ortognática es un tratamiento utilizado para corregir problemas estructurales en la mandíbula y la cara. Se realiza en casos en los que la maloclusión o la discrepancia en el tamaño de los maxilares no se pueden corregir únicamente con ortodoncia. Este procedimiento quirúrgico busca restablecer el equilibrio y la armonía facial al modificar la posición de los huesos maxilares y, en algunos casos, también de la barbilla. La cirugía ortognática se realiza en colaboración entre un cirujano oral y maxilofacial y un ortodoncista.

     

    Antes de la cirugía, se realiza un análisis y planificación exhaustiva mediante el uso de imágenes en 3D, como radiografías y escaneos faciales, para evaluar la estructura ósea y diseñar el procedimiento. Durante la cirugía, se realizan incisiones dentro de la boca para acceder a los huesos maxilares y se llevan a cabo las modificaciones necesarias para corregir la maloclusión.

     

    Después de la cirugía, se utiliza un período de recuperación para permitir que los huesos sanen adecuadamente. Durante este tiempo, es posible que se requiera el uso de aparatos de ortodoncia para finalizar el tratamiento y asegurar una correcta alineación dental. La cirugía ortognática puede proporcionar resultados significativos en términos de mejora estética y funcional. Al corregir la maloclusión, se pueden corregir problemas como la masticación ineficiente, la dificultad para hablar, el desgaste dental anormal y los trastornos de la articulación temporomandibular.

    En P&P Clinic somos expertos en corregir este tipo de problemas

    ¡Descubre la solución para corregir problemas de mandíbula en P&P Clinic! Somos expertos en el tratamiento de maloclusiones y discrepancias maxilares. Nuestro equipo de especialistas en ortodoncia y cirugía ortognática está listo para ayudarte a recuperar el equilibrio y la armonía facial que deseas. Utilizamos tecnología avanzada y técnicas de vanguardia para brindarte resultados excepcionales. Visítanos en P&P Clinic y descubre cómo podemos transformar tu sonrisa y tu vida.

    Primera visita gratis

    Presupuesto sin copromiso

    Financiación hasta 60 meses

    Nuestras Especialidades