Qué es la mordida en tijera y su tratamiento

pyp clinic
  • NPrimera visita gratis
  • NPresupuesto sin compromiso
  • NFinanciación hasta 60 meses

SOLICITA INFORMACIÓN


    He leído y acepto la Política de Privacidad.
    Suscríbeme la la lista de correo para descuentos especiales.

    La mordida en tijera, también conocida como mordida cruzada anterior, es una maloclusión que se forma por la posición incorrecta de los dientes superiores e inferiores al cerrar la boca. Esto genera que los dientes superiores se sitúen por delante de los inferiores, lo que dificulta la masticación, la pronunciación y puede generar problemas estéticos.

    Qué es la mordida en tijera y su tratamiento

    Esta afección se produce cuando los dientes superiores e inferiores no encajan correctamente al cerrar la boca, lo que puede tener consecuencias negativas en la salud bucodental y la calidad de vida del paciente.

    ¿Qué pasa si se daña una corona?

    ¿Qué es la mordida en tijera?

    La mordida en tijera es una maloclusión dental en la que los dientes superiores se sitúan por delante de los inferiores al cerrar la boca. Esto provoca que los dientes superiores e inferiores no encajen adecuadamente, lo que puede generar diversos problemas en la salud bucodental, incluyendo dificultad para masticar, hablar y respirar correctamente, así como dolor de cabeza y cuello.

    La mordida en tijera puede ser causada por factores hereditarios, problemas en el desarrollo de los huesos maxilares, pérdida prematura de los dientes de leche, hábitos como chuparse el dedo o la succión de chupetes, entre otros. Es importante abordar la mordida en tijera a tiempo para prevenir complicaciones y mejorar la calidad de vida.

    Diferencias entre mordida en tijera y otras maloclusiones

    Una de las diferencias entre la mordida en tijera y otras maloclusiones es que, en el caso de la mordida en tijera, los dientes superiores se sitúan por delante de los inferiores al cerrar la boca, lo que puede generar dificultades para masticar, hablar y respirar correctamente. En cambio, en la mordida abierta, los dientes superiores e inferiores no se tocan al cerrar la boca, lo que también puede causar problemas de masticación y pronunciación.

    Por otro lado, la mordida profunda se produce cuando los dientes superiores cubren demasiado los inferiores al cerrar la boca, generando desgaste dental excesivo y problemas en la articulación temporomandibular (ATM). En la sobremordida, los dientes superiores cubren parcialmente los inferiores al cerrar la boca, lo que también puede causar problemas en la ATM.

    La mordida cruzada, por su parte, se produce cuando los dientes superiores se sitúan por detrás de los inferiores al cerrar la boca, causando dificultades para masticar, hablar y respirar correctamente, así como problemas estéticos. Este tipo de maloclusión puede ser unilateral o bilateral, y puede afectar tanto a la mandíbula superior como a la inferior.

    Tipos de mordida en tijera

    La mordida en tijera es una maloclusión dental que puede presentarse de diversas formas, según el grado de afectación y la causa que la origine. Es importante conocer los diferentes tipos para poder establecer un tratamiento adecuado y corregir la maloclusión.

    ¿Cuándo no es recomendable usar carillas dentales?

    Mordida en tijera anterior

    La mordida en tijera anterior es un tipo de maloclusión dental que se produce cuando los dientes incisivos superiores se posicionan por delante de los dientes inferiores al cerrar la boca. Esto provoca una mordida cruzada en la parte frontal de la boca, lo que puede generar dificultades para masticar, hablar y respirar correctamente. La mordida en tijera anterior también puede generar problemas estéticos, como la apariencia de dientes torcidos o desalineados.

    Mordida en tijera posterior

    La mordida en tijera posterior también es un tipo de maloclusión dental en la que los dientes superiores se sitúan por dentro de los inferiores en la parte posterior de la boca, al cerrar la mandíbula. Esto provoca dificultades para masticar, hablar y respirar como normalmente lo hacemos, así como dolores en la mandíbula y problemas dentales como caries y desgaste excesivo. La mordida en tijera posterior puede ser causada por una mandíbula superior estrecha o una inferior sobresaliente.

    ¿Debo tratar la mordida en tijera?

    Sí, se recomienda tratar la mordida en tijera para evitar complicaciones futuras en la salud bucodental. Esta maloclusión puede afectar la masticación, la pronunciación, la respiración y generar dolores en la mandíbula, así como aumentar el riesgo de caries y enfermedades periodontales. Adicionalmente, la mordida en tijera puede afectar la estética dental y facial, lo que puede tener un impacto negativo en la autoestima y la confianza del paciente. Por ende, es importante consultar a un especialista en ortodoncia para evaluar el grado de afectación y establecer un tratamiento adecuado.

    Causas de la mordida en tijera

    La mordida en tijera es una maloclusión dental que puede tener diversas causas. Entre las más comunes se encuentran el tamaño y la posición incorrecta de los dientes, la desalineación de la mandíbula y el paladar estrecho. La mordida en tijera también puede ser hereditaria o causada por hábitos como chuparse el dedo o utilizar chupete durante mucho tiempo. Algunas enfermedades como la apnea del sueño y el síndrome de Down también pueden contribuir al desarrollo de la mordida en tijera.

    Herencia genética

    La herencia genética es una de las causas más comunes de la mordida en tijera. Algunas personas pueden tener una predisposición genética a desarrollar esta maloclusión dental, lo que significa que hay una mayor probabilidad de que presenten dientes superiores más grandes que los inferiores o una mandíbula superior más estrecha. Esta condición puede transmitirse de padres a hijos, y puede afectar a varias generaciones de una misma familia.

    Malos hábitos de la infancia

    Los malos hábitos de la infancia pueden ser una causa importante de la mordida en tijera. El uso prolongado del chupete, la succión del dedo y el empujar la lengua contra los dientes superiores pueden afectar el desarrollo normal de la dentición y la mandíbula, lo que puede generar una mordida en tijera. Estos hábitos pueden causar una presión constante en los dientes y huesos de la boca, alterando su posición natural.

    Espacio insuficiente

    La falta de espacio en la boca también puede ser una causa de la mordida en tijera. Cuando hay poco espacio para que los dientes crezcan correctamente, pueden torcerse o desplazarse de su posición natural, lo que puede provocar una maloclusión como la mordida en tijera. La falta de espacio también puede afectar el desarrollo normal de la mandíbula, provocando problemas de alineación.

    Traumatismo

    Los traumatismos en la boca también pueden ser una causa de la mordida en tijera. Un golpe fuerte en la mandíbula o los dientes puede generar un desplazamiento de los dientes superiores e inferiores, provocando una mordida en tijera. Los traumatismos también causan fracturas en la mandíbula o los dientes, alterando su posición natural y afectando la alineación de la mordida.

    Tratamientos posibles

    Existen diferentes tratamientos posibles para corregir la mordida en tijera, dependiendo de la causa y la gravedad de la maloclusión.  La elección del tratamiento dependerá de cada caso en particular y se debe realizar bajo la supervisión de un especialista en ortodoncia.

    Ortodoncia

    La ortodoncia es uno de los tratamientos más comunes para corregir la mordida en tijera. Este se basa en la colocación de brackets y otros dispositivos en los dientes para moverlos gradualmente a su posición correcta y alinear la mandíbula. La duración del tratamiento dependerá de la gravedad de la maloclusión, pero generalmente se lleva a cabo durante unos pocos años.

    ¿Por qué tener fundas dentales?

    Existen diferentes tipos de ortodoncia, como brackets metálicos o alineadores transparentes, y el ortodoncista recomendará el tratamiento adecuado.

    Cirugía ortognática

    La cirugía ortognática es una opción de tratamiento para casos graves de mordida en tijera, en los que la mandíbula tiene problemas estructurales. Se realiza una planificación previa con radiografías y modelos dentales, y durante la cirugía se reposiciona la mandíbula y se fija con placas y tornillos especiales.

    Después de la cirugía, se requiere un tiempo de recuperación y se recomienda una dieta líquida, además de seguir un plan de cuidado dental y continuar el tratamiento de ortodoncia. Es importante destacar que es un tratamiento complejo y solo se recomienda en casos severos.

    Primera visita gratis

    Presupuesto sin copromiso

    Financiación hasta 60 meses

    Nuestras Especialidades