8 enfermedades de la lengua más comunes: Causas y soluciones

pyp clinic
  • NPrimera visita gratis
  • NPresupuesto sin compromiso
  • NFinanciación hasta 60 meses

SOLICITA INFORMACIÓN


    He leído y acepto la Política de Privacidad.
    Suscríbeme la la lista de correo para descuentos especiales.

    La lengua, ese órgano esencial para la comunicación verbal y el sentido del gusto, puede ser vulnerable a diversas enfermedades que afectan su apariencia, funcionalidad y bienestar general. Desde molestias menores hasta condiciones más serias, existe una extensa variedad de trastornos que pueden afectar la lengua de las personas.

    8 enfermedades de la lengua más comunes Causas y soluciones

    Recuerda que la lengua es un reflejo de nuestra salud en general, por lo que es fundamental prestar atención a cualquier cambio o anomalía que pueda presentarse. Ahora, hablemos de las enfermedades de la lengua y exploremos cómo podemos mantener este órgano vital en óptimas condiciones de salud.

     

    El día de hoy, exploraremos las ocho enfermedades de la lengua más comunes, analizando sus posibles causas y examinando las soluciones disponibles para cada una de ellas. Es importante destacar que, si bien estos trastornos son frecuentes, no se debe diagnosticar ni tratar ninguna enfermedad sin la supervisión adecuada de un profesional de la salud.

    Principales síntomas de una enfermedad en la lengua

    La lengua, uno de los órganos más importantes para la comunicación y el sentido del gusto, puede ser susceptible a diversas enfermedades que afectan su apariencia y función. Reconocer los síntomas de una enfermedad en la lengua es fundamental para buscar un diagnóstico y tratamiento adecuados.

     

    Problemas de la mala limpieza dental

     

    Exploraremos los principales síntomas que pueden indicar la presencia de una enfermedad en la lengua. Uno de los síntomas más comunes es la presencia de manchas o lesiones anormales en la superficie de la lengua. Estas pueden manifestarse como protuberancias, úlceras o parches de diferentes colores, como blanco, rojo o amarillo. La lengua puede presentar una apariencia inflamada, con texturas irregulares o con una capa blanquecina que no desaparece con el cepillado.

     

    La sensación de dolor o molestia también puede ser un indicador de una enfermedad en la lengua. Esto puede manifestarse como una sensación de ardor, dolor punzante o incomodidad al comer, hablar o mover la lengua. Algunas enfermedades pueden causar sensibilidad extrema, haciendo que incluso alimentos suaves y líquidos resulten incómodos de ingerir.

     

    El cambio en el sabor o la pérdida del mismo es otro síntoma relevante. Las personas pueden experimentar un sabor metálico persistente o una disminución en su capacidad para percibir los sabores correctamente. Esto puede afectar el apetito y la calidad de vida general.

    La presencia de mal aliento crónico o halitosis inexplicada puede estar relacionada con enfermedades de la lengua. Esto se debe a que las bacterias y los microorganismos pueden proliferar en la lengua enferma, generando olores desagradables.

    Principales causas de las enfermedades en la lengua

    Las enfermedades que afectan la lengua pueden tener diversas causas, y es importante comprenderlas para abordar adecuadamente estos trastornos. Una de las causas más comunes es la infección por hongos, especialmente por el hongo Candida albicans. Esta infección, conocida como candidiasis oral o muguet, puede desarrollarse cuando hay un desequilibrio en la flora bacteriana de la boca, generalmente asociado con un sistema inmunológico debilitado, el uso prolongado de antibióticos o la falta de higiene bucal adecuada.

     

    Las lesiones traumáticas también pueden ser una causa de enfermedades en la lengua. Morderse la lengua accidentalmente, masticar alimentos duros o ásperos, o sufrir algún tipo de trauma en la boca pueden provocar úlceras, abrasiones o heridas en la lengua, lo que facilita la entrada de bacterias y el desarrollo de infecciones. Algunas enfermedades autoinmunes, como el liquen plano oral, pueden afectar la lengua. En este trastorno, el sistema inmunológico ataca por error las células de la boca, lo que resulta en la inflamación de la lengua y la aparición de lesiones blancas en su superficie.

     

    El tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol son factores de riesgo importantes para el desarrollo del cáncer de lengua. Estos hábitos perjudiciales pueden dañar las células de la lengua y promover el crecimiento descontrolado de células cancerosas. Otras causas menos comunes incluyen deficiencias nutricionales, como la falta de vitamina B12, hierro o ácido fólico, que pueden afectar la salud de la lengua. Además, algunas enfermedades sistémicas, como la diabetes o el síndrome de Sjögren, pueden tener manifestaciones en la lengua y causar síntomas relacionados.

     

    ¿Cómo hacer tratamiento a las carillas?

    Enfermedades más comunes en la lengua y soluciones

    La lengua, siendo un órgano esencial para la comunicación y el sentido del gusto, puede ser afectada por diversas enfermedades.

     

    • Lengua geográfica: Esta condición se caracteriza por la aparición de áreas lisas y rojas en la lengua, que pueden cambiar de forma y ubicación con el tiempo. Aunque no existe una cura definitiva, los síntomas pueden aliviarse mediante enjuagues bucales con soluciones suaves, evitar alimentos que irriten la lengua y mantener una buena higiene oral.

     

    • Aftas bucales: Las aftas son úlceras dolorosas que se desarrollan en la lengua o en otras áreas de la boca. Por lo general, desaparecen por sí solas en una o dos semanas, pero se pueden aliviar los síntomas con enjuagues bucales de agua tibia con sal, evitar alimentos picantes o ácidos y utilizar productos tópicos que contengan ingredientes calmantes.

     

    • Candidiasis oral: Esta infección fúngica, causada por el hongo Candida albicans mencionado anteriormente, se manifiesta con manchas blancas en la lengua y en el interior de las mejillas. El tratamiento generalmente implica el uso de antifúngicos tópicos, como enjuagues bucales o cremas, y abordar cualquier causa relacionada, como la mejora de la higiene oral o el tratamiento de condiciones médicas como tal.

     

    • Liquen plano oral: Una enfermedad autoinmune que puede afectar la lengua y otras áreas de la boca, causando lesiones blancas o reticulares. Si bien no hay cura, el tratamiento puede incluir enjuagues bucales con corticosteroides, medicamentos inmunosupresores o antihistamínicos para aliviar la inflamación y la picazón.

     

    • Herpes labial: Aunque se manifiesta en los labios, el herpes labial puede afectar la lengua y otras áreas de la boca. Los medicamentos antivirales tópicos y orales pueden ayudar a acelerar la curación y reducir la frecuencia y gravedad de los brotes. Además, evitar el estrés y mantener un estilo de vida saludable pueden contribuir a prevenir la aparición de brotes.

     

    • Cáncer de lengua: Esta es una enfermedad grave que requiere un tratamiento médico especializado. Las opciones de tratamiento pueden incluir cirugía, radioterapia y quimioterapia, según la etapa y la gravedad del cáncer. Es fundamental un diagnóstico temprano y la detección regular, especialmente en personas con factores de riesgo como el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol.

    Macroglosia

    La macroglosia es una condición en la cual la lengua se agranda de manera anormal, superando su tamaño y forma habitual. Esta enfermedad puede afectar tanto a adultos como a niños y puede ser causada por diversas razones, como trastornos genéticos, problemas de desarrollo, inflamación o lesiones en la lengua. Los síntomas de la macroglosia pueden incluir dificultad para hablar, masticar o tragar, respiración ruidosa, babeo excesivo y deformidad facial. La lengua agrandada puede interferir con la posición adecuada de los dientes y afectar la alineación de la mandíbula.

     

    El tratamiento de la macroglosia depende de la causa como tal y de la gravedad de la condición. En algunos casos, se pueden recomendar terapias de intervención temprana en niños para ayudar a minimizar el crecimiento excesivo de la lengua. En situaciones más graves o cuando la macroglosia causa problemas funcionales significativos, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para reducir el tamaño de la lengua.

    Leucoplasia

    La leucoplasia es una condición bucal caracterizada por la aparición de manchas o parches blancos en la lengua y en otras áreas de la boca. Estas manchas no se pueden raspar ni desprender fácilmente y pueden ser ásperas al tacto. La leucoplasia generalmente está relacionada con el consumo de tabaco, ya sea fumado o en forma de mascar, y también puede estar asociada con el consumo excesivo de alcohol.

     

    Aunque la leucoplasia no es cancerosa en sí misma, se considera una lesión precancerosa, lo que significa que existe un mayor riesgo de desarrollar cáncer oral en las áreas afectadas. Por esta razón, es importante realizar un seguimiento adecuado y recibir un diagnóstico y tratamiento oportunos. El tratamiento de la leucoplasia generalmente implica dejar de fumar y reducir o eliminar el consumo de alcohol.

    Candidiasis oral

    La candidiasis oral, también conocida como aftas bucales o muguet, es una infección causada por el crecimiento excesivo del hongo Candida en la boca y la lengua. La Candida es un organismo que normalmente está presente en la boca en cantidades controladas, pero cuando hay un desequilibrio en el ambiente bucal, puede proliferar y causar síntomas molestos.

     

    Sus principales síntomas incluyen manchas blancas o amarillentas en la lengua y en otras áreas de la boca, como las mejillas y el paladar. Estas manchas pueden ser dolorosas y pueden sangrar si se raspan. Además, la candidiasis oral puede causar sensación de ardor, dificultad para tragar y un sabor alterado en la boca.

     

    El tratamiento de la candidiasis oral generalmente implica el uso de antifúngicos, que pueden ser administrados en forma de enjuagues bucales, tabletas o cremas tópicas. Es importante seguir las indicaciones del médico y completar el curso de tratamiento para asegurar una recuperación completa. Además, es fundamental mantener una buena higiene bucal, cepillando los dientes y la lengua regularmente, y evitando factores que puedan contribuir al crecimiento excesivo de Candida, como el uso excesivo de antibióticos o el uso prolongado de corticosteroides inhalados.

    Liquen plano oral

    El liquen plano oral es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta la mucosa de la boca, incluyendo la lengua. Se caracteriza por la aparición de manchas blancas, en forma de líneas o parches, que pueden ser dolorosas o causar sensación de quemazón. Las causas exactas del liquen plano oral no se conocen completamente, pero se cree que está relacionado con un trastorno autoinmune, donde el sistema inmunológico del cuerpo ataca las células sanas por error. Factores como el estrés, ciertos medicamentos y el contacto con sustancias irritantes pueden desencadenar o empeorar los síntomas.

    Descubre más de la sonrisa gingival

     

    El tratamiento del liquen plano oral se enfoca en aliviar los síntomas y reducir la inflamación. Esto puede incluir el uso de medicamentos tópicos, como cremas o enjuagues bucales con corticosteroides, para reducir la inflamación y el malestar.

    Lengua geográfica

    Tal y como mencionamos anteriormente, también se le conoce como glositis migratoria benigna, es una afección de la lengua que se caracteriza por la presencia de áreas irregulares y cambiantes en la superficie de la lengua. Estas áreas pueden tener forma de mapas o islas, rodeadas por bordes blancos o rojos. Su causa exacta no se conoce, pero se cree que está relacionada con factores genéticos, alergias, estrés o sensibilidad a ciertos alimentos. Aunque la lengua geográfica puede ser incómoda, no suele ser dolorosa ni representa un riesgo para la salud.

     

    El tratamiento para la lengua geográfica se enfoca en aliviar los síntomas y prevenir posibles complicaciones. Si bien no existe una cura definitiva, se pueden seguir algunas pautas para reducir la incomodidad, como evitar alimentos picantes, ácidos o irritantes que puedan empeorar los síntomas.

    Anquiloglosia

    La anquiloglosia, comúnmente conocida como lengua anclada o frenillo lingual corto, es una condición en la cual el frenillo lingual, el tejido que conecta la lengua con el suelo de la boca, es más corto o más rígido de lo normal. Esto puede limitar el movimiento de la lengua y afectar diversas funciones orales, como la capacidad de hablar, comer y tragar adecuadamente. Los síntomas pueden variar, pero suelen incluir dificultad para mover la lengua libremente, dificultad para levantar la lengua hacia el paladar, dificultad para lamer los labios o dificultad para pronunciar ciertos sonidos.

     

    El tratamiento de la anquiloglosia puede involucrar una frenectomía lingual, un procedimiento en el cual se corta o se libera el frenillo lingual para permitir un mayor rango de movimiento de la lengua. Esta cirugía es relativamente sencilla y se puede realizar en el consultorio del dentista o médico.

    Lengua fisurada

    La lengua fisurada, también conocida como lengua escrotal o lengua plicata, es una condición en la cual la superficie de la lengua presenta múltiples grietas o surcos profundos. Estas fisuras pueden variar en profundidad y extensión, y pueden estar presentes en diferentes áreas de la lengua. Aunque puede lucir preocupante, generalmente no causa síntomas graves ni representa un riesgo para la salud.

     

    En algunos casos, puede haber sensibilidad o dolor en las áreas afectadas, especialmente si se acumulan restos de alimentos o bacterias en las fisuras. La causa exacta de la lengua fisurada no se conoce con certeza, pero se cree que factores genéticos pueden estar involucrados. Ciertos hábitos como fumar, la masticación excesiva o la exposición a irritantes pueden agravar la condición.

     

    No se requiere un tratamiento específico para la lengua fisurada, ya que generalmente no representa un problema médico grave. Mantener una buena higiene bucal es fundamental para prevenir complicaciones.

    Lengua negra vellosa

    La lengua negra vellosa es una afección en la que la superficie de la lengua adquiere una apariencia oscura y peluda. Aunque puede parecer alarmante, esta condición generalmente no causa dolor ni provoca complicaciones graves.

     

    Esta afección ocurre cuando las papilas de la lengua se alargan y acumulan células muertas, bacterias y otros restos de alimentos. Esto puede crear una capa que se vuelve más oscura debido a la pigmentación bacteriana o a la acumulación de sustancias en la boca. A medida que las papilas crecen y se alargan, pueden adquirir un aspecto velloso y de color negro, marrón o verde oscuro.

     

    Sus causas pueden variar y pueden estar relacionadas con factores como una mala higiene bucal, el consumo de tabaco, el uso de antibióticos de amplio espectro, la boca seca o el consumo excesivo de café o té. Incluso, ciertas condiciones médicas o el uso de enjuagues bucales con agentes oxidantes también pueden contribuir a esta afección.

    Dolor en la lengua

    El dolor en la lengua es una condición común que puede ser causada por varias razones. Puede manifestarse como una sensación de quemazón, dolor punzante, sensibilidad o molestia generalizada en la lengua. Existen varias causas posibles para el dolor en la lengua. Algunas de ellas incluyen lesiones o traumatismos en la lengua, infecciones, úlceras bucales, alergias, deficiencias nutricionales, trastornos autoinmunes o enfermedades relacionadas como el síndrome de boca ardiente o el herpes oral.

     

    Si la causa es un traumatismo o una lesión, se puede aplicar hielo localmente para reducir la inflamación y el dolor. Si se trata de una infección, puede ser necesario un tratamiento con medicamentos antimicrobianos o antifúngicos, según el tipo de microorganismo involucrado.

     

    El alivio del dolor en la lengua también puede lograrse mediante enjuagues bucales o geles anestésicos tópicos para adormecer temporalmente la zona afectada. Evitar alimentos o bebidas irritantes, como comidas muy calientes o picantes, puede ayudar a reducir el malestar.

    Tratamiento y prevención de las alteraciones más comunes de la lengua

    El tratamiento y la prevención de las alteraciones más comunes de la lengua dependen en gran medida de la causa relacionada de cada condición específica. Sin embargo, hay algunas medidas generales que se pueden tomar para promover la salud bucal y prevenir problemas en la lengua. En términos de prevención, es fundamental mantener una buena higiene bucal.

     

    Esto implica cepillarse los dientes dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves y usar hilo dental diariamente para eliminar los restos de alimentos y la placa bacteriana que pueden acumularse en la lengua. También se recomienda realizar enjuagues bucales suaves para mantener un ambiente oral saludable.

    Primera visita gratis

    Presupuesto sin copromiso

    Financiación hasta 60 meses

    Nuestras Especialidades