Disfagia: ¿Qué es?

pyp clinic
  • NPrimera visita gratis
  • NPresupuesto sin compromiso
  • NFinanciación hasta 60 meses

SOLICITA INFORMACIÓN


    He leído y acepto la Política de Privacidad.
    Suscríbeme la la lista de correo para descuentos especiales.

    ¿Alguna vez has experimentado dificultad para tragar tus alimentos o líquidos? Si es así, es posible que hayas experimentado disfagia, un trastorno de la deglución que afecta a millones de personas en todo el mundo. La disfagia puede ser el resultado de una gran cantidad de factores, desde lesiones cerebrales, hasta incluso afecciones médicas.

    Disfagia Qué es

    De todas maneras, independientemente de su causa, la disfagia puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de las personas que la padecen. Es por ello, que hoy hablaremos de sus causas, síntomas y tratamientos, para que estés informado por si te llegase a suceder, a un familiar o amigo.

    Aspectos a tener en cuenta para curetajes

    ¿Qué es la disfagia?

    La deglución es un proceso que implica una serie de movimientos coordinados de los músculos de la lengua, la garganta y el esófago, y puede ser fácilmente afectada por diferentes factores, dando lugar a la disfagia.

    La disfagia es un trastorno que afecta la capacidad de tragar alimentos y líquidos de manera segura y eficiente. Esta condición puede ser causada por varios factores, como problemas neurológicos, enfermedades estructurales del tracto digestivo y trastornos musculares. La disfagia también puede ocurrir como resultado de un daño en los nervios que controlan los músculos involucrados en la deglución, causando debilidad muscular y dificultades para tragar.

    Tipos de disfagia

    La disfagia es un trastorno que puede afectar la calidad de vida de las personas, ya que puede dificultar la capacidad de tragar alimentos y líquidos. Es importante conocer que existen diferentes tipos de disfagia, ya que cada uno tiene su origen en una causa distinta y requiere un tratamiento específico. Identificar el tipo de disfagia es crucial para poder recibir el tratamiento adecuado y mejorar la capacidad de tragar con seguridad.

    Disfagia orofaringea

    La disfagia orofaríngea es un tipo de trastorno de la deglución que se produce cuando hay dificultades para iniciar o completar la deglución de alimentos y líquidos. Este tipo de disfagia puede estar causado por diferentes factores, como problemas neurológicos, trastornos musculares o enfermedades estructurales del tracto digestivo.

    Los síntomas podrían ser la tos, atragantamiento, dolor al tragar y sensación de que los alimentos se quedan atascados en la garganta. El tratamiento de la disfagia orofaríngea suelen ser cambios en la dieta, terapia de deglución y en algunos casos, los más graves, cirugía.

    Disfagia esofágica

    La disfagia esofágica es otro de los tipos de trastornos de la deglución que hay. Este, se produce cuando hay dificultades para que los alimentos y líquidos pasen por el esófago. Esta disfagia suele ser causada por diferentes factores, como estrechamiento del esófago, enfermedades inflamatorias, trastornos musculares y cáncer.

    Los síntomas principales pudiesen ser dolor al tragar, sensación de obstrucción en el pecho y regurgitación de alimentos no digeridos. El tratamiento de la disfagia esofágica puede incluir cambios en la dieta, medicamentos y en algunos casos, como el punto anterior, los más graves, cirugía.

    Disfagia en niños

    La disfagia en niños es un trastorno de la deglución que puede dificultar la alimentación y el crecimiento adecuado. Los factores son distintos, no son todos iguales, pero los más comunes son trastornos neurológicos, enfermedades congénitas o problemas estructurales del tracto digestivo.

    Los síntomas principales traen consigo dificultades para succionar o masticar, tos durante la alimentación, rechazo a la comida y regurgitación. El tratamiento de la disfagia en niños suele incluir terapia de deglución, cambios en su dieta y en casos más fuertes, se puede requerir una cirugía.

    Cosas que no debes hacer con implantes dentales

    Es importante identificar la disfagia en los niños lo antes posible para evitar complicaciones graves y mejorar su calidad de vida.

    Causas de la disfagia

    La disfagia orofaríngea puede ser causada por problemas neurológicos, como accidente cerebrovascular, enfermedad de Parkinson o esclerosis múltiple, que pueden afectar la capacidad de los músculos de la boca y la garganta para funcionar correctamente. También puede ser causada por trastornos musculares, como la distrofia muscular, que debilita los músculos necesarios para la deglución.

    Por otro lado, la disfagia esofágica puede ser causada por estrechamiento del esófago, enfermedades inflamatorias como la esofagitis, enfermedades autoinmunitarias como el lupus o la artritis reumatoide, o problemas estructurales como el esófago de Barrett o cáncer de esófago.

    Además, en algunos casos, la disfagia puede ser causada por efectos secundarios de la medicación, lesiones en la cabeza o cuello, o una dieta inadecuada.

    Síntomas de la disfagia

    La disfagia se caracteriza por tener dificultades para tragar alimentos o líquidos. Los síntomas comunes son la tos o atragantamiento al tragar, sensación de obstrucción en la garganta, dolor al tragar y regurgitación de alimentos no digeridos. También puede haber una sensación de que los alimentos se quedan atascados en la garganta o en el pecho, provocando una sensación de ahogo. Y, en algunos casos, la disfagia puede llevar a la pérdida de peso y la deshidratación.

    Tratamientos de la disfagia

    • Terapia de deglución: Es una forma común de tratamiento para la disfagia que implica trabajar con un especialista en terapia del habla y del lenguaje para aprender técnicas y ejercicios que pueden ayudar a mejorar la deglución.
    • Cambios en la dieta: Ajustar la consistencia y la textura de los alimentos y bebidas puede ayudar a prevenir la obstrucción de la garganta y a facilitar la deglución. Por ejemplo, pueden recomendarse alimentos más blandos, puré, líquidos espesados o bebidas sin gas.
    • Cirugía: En casos graves, se puede recomendar una cirugía para corregir un problema físico que esté causando la disfagia. Esto puede incluir la reparación de una hernia de hiato, la eliminación de un tumor o el estiramiento de un esófago estrecho.
    • Medicamentos: Algunos medicamentos pueden relajar los músculos de la garganta y mejorar la deglución. En otros casos, se pueden prescribir medicamentos para tratar una afección consecuente que pueda estar causando la disfagia.

    La disfagia puede ser un trastorno incapacitante y peligroso si no se trata adecuadamente. Es importante que reconozcas los síntomas y que busques atención médica si experimentas dificultades para tragar en cualquier momento. Con el diagnóstico y tratamiento adecuados, tu o cualquier persona con disfagia pueden aprender a manejar sus síntomas y mejorar su calidad de vida.

    ¿Qué son los implantes de carga inmediata?

    Primera visita gratis

    Presupuesto sin copromiso

    Financiación hasta 60 meses

    Nuestras Especialidades