¿Qué son los dientes provisionales y cuáles existen?

pyp clinic
  • NPrimera visita gratis
  • NPresupuesto sin compromiso
  • NFinanciación hasta 60 meses

SOLICITA INFORMACIÓN


    He leído y acepto la Política de Privacidad.
    Suscríbeme la la lista de correo para descuentos especiales.

    Los dientes provisionales, también conocidos como temporales, son una parte importante de la odontología restauradora. Son utilizados como una solución temporal mientras se espera la colocación de los dientes permanentes. Son esenciales para mantener la función masticatoria, la estética y la salud dental mientras se lleva a cabo un tratamiento dental a largo plazo.

    Qué son los dientes provisionales y cuáles existen

    Existen diferentes tipos de dientes provisionales, cada uno con sus propias características y usos específicos. Algunos de los tipos más comunes son los dientes preformados, los fabricados a medida y los provisionales, fabricados con CAD/CAM.

    Requisitos de los dientes provisionales

    Deben ser capaces de imitar la forma, el tamaño y la posición de los dientes naturales. Esto es fundamental para mantener la estética dental y para que los dientes provisionales no llamen la atención mientras se espera la colocación de los permanentes.

    Además, deben soportar las fuerzas masticatorias y generar una funcionalidad adecuada durante el periodo de transición. También, tienen que ser capaces de masticar y triturar alimentos sin causar dolor o incomodidad al paciente.

    Tratamientos de endodoncia

    Adicionalmente, deberán de ser fáciles de colocar y retirar por el dentista o el odontólogo. Esto es importante para que se puedan ajustar o reparar rápidamente si es necesario, y para evitar causar daño a los dientes naturales.

    Y, por último, que sean resistentes y duraderos, para que puedan permanecer en su lugar durante el periodo de transición. Deben ser capaces de resistir el desgaste diario y las fuerzas masticatorias sin desgastarse o fracturarse fácilmente.

    Tipos de dientes provisionales

    Existen diferentes tipos de dientes provisionales, cada uno con sus características específicas y usos recomendados, que se adaptan a las necesidades de cada paciente y tipo de tratamiento. De esta manera, los dentistas suelen recomendar el tipo de diente provisional más adecuado para cada caso, asegurando así la mejor calidad de restauración y satisfacción del paciente.

    Dientes fijos provisionales

    Conocidos como puentes provisionales o coronas provisionales, se suelen utilizar como solución temporal mientras se espera la colocación de los dientes permanentes fijos.

    Están diseñados para imitar la forma, el tamaño y la posición de los dientes permanentes que se colocarán después del tratamiento. Se colocan sobre los dientes naturales tallados o preparados, o sobre los implantes dentales, y se fijan en su lugar con cemento dental temporal.

    Pueden tener una estructura interna de metal o zirconia que les genera resistencia y durabilidad, y una capa externa de resina compuesta o cerámica que brindan una apariencia estética similar a la de los dientes naturales.

    Son importantes porque ofrecen una funcionalidad adecuada durante el periodo de transición, permitiendo que el paciente muerda y mastique alimentos con normalidad. También protegen los dientes preparados o los implantes dentales relacionados de daños y sensibilidad.

    Es importante destacar que no son una solución para siempre y deben ser reemplazados por los dientes permanentes después del tratamiento. La duración de los dientes fijos provisionales dependerá de varios factores, como la calidad del cemento dental utilizado y la función masticatoria del paciente.

    Todo lo que debes saber sobre los empastes

    Implantes dentales

    Los implantes dentales son dispositivos médicos diseñados para reemplazar las raíces de los dientes naturales perdidos o dañados. Están hechos de materiales biocompatibles como titanio o zirconia y se colocan quirúrgicamente en el hueso maxilar o mandibular para soportar coronas, puentes o dentaduras que reemplazan los dientes faltantes.

    Su proceso de colocación comienza con la evaluación de la salud bucal del paciente y la planificación del tratamiento en colaboración con el equipo de atención dental. Durante la cirugía de colocación de implante, el especialista coloca un pequeño tornillo de titanio en el hueso de la mandíbula o el maxilar del paciente. Posteriormente, se espera un período de tiempo para permitir que el hueso de la mandíbula o el maxilar crezca alrededor del implante dental, en un proceso llamado osteointegración.

    Una vez que el implante se ha integrado completamente en el hueso, se coloca una prótesis dental, como una corona o un puente, sobre el implante para restaurar la apariencia y la función del diente perdido.

    Son una solución duradera y efectiva para reemplazar dientes perdidos. También tienen beneficios estéticos y funcionales, ya que pueden mejorar la apariencia de la sonrisa y ayudar al paciente a masticar y hablar con normalidad.

    No todas las personas son candidatas para la colocación de implantes dentales. Es importante que el paciente tenga suficiente hueso y tejido gingival saludable en la zona donde se colocará. También es importante tenga una buena salud oral y general, así como la capacidad de mantener una buena higiene bucal.

    Puente dental provisional

    Un puente dental provisional es un tipo de diente provisional que se utiliza como solución temporal mientras se espera la colocación de un puente permanente. Este, se trata de una prótesis dental que se utiliza para reemplazar uno o varios dientes faltantes.

    Se coloca sobre los dientes tallados o preparados para la colocación del puente dental permanente. Su objetivo es mantener la funcionalidad y la estética dental durante el tiempo que se necesita para fabricar y colocar el puente definitivo como tal.

    Este, puede estar hecho de diversos materiales, como resinas acrílicas o materiales de composite. Se ajusta a la boca del paciente y se sujeta en su lugar con cemento dental temporal.

    Es de vital importancia destacar que el puente dental provisional no es una solución permanente y debe ser reemplazado por el puente dental fijo después del tratamiento. La duración de este dependerá de varios factores, como la calidad del cemento dental utilizado y la función masticatoria del paciente.

    Es importante porque permite que el paciente tenga una sonrisa estética y pueda masticar y hablar con normalidad mientras se espera la colocación del puente dental permanente. Asimismo, también protege los dientes preparados relacionados de daños y sensibilidad.

    Prótesis parcial removible

    La prótesis parcial removible es una solución protésica dental utilizada para reemplazar uno o varios dientes faltantes. A diferencia de las prótesis fijas, como los puentes dentales, esta se puede retirar y volver a colocar en la boca del paciente.

    La prótesis parcial removible consta de una estructura metálica que se adapta a la forma de la mandíbula o el maxilar del paciente. Sobre esta estructura se colocan los dientes artificiales que reemplazan a los faltantes. Esta, se sujeta a los dientes naturales restantes con ganchos o clips que se ajustan alrededor de los dientes adyacentes.

    La prótesis parcial removible puede estar hecha de diversos materiales, como acrílico o resinas de poliamida, que son seguros y cómodos para el paciente. También se puede personalizar para que se ajuste perfectamente a la boca y se vea natural.

    Sin duda alguna, es una solución efectiva y asequible para reemplazar los dientes faltantes, ya que permite al paciente tener una sonrisa estética y masticar y hablar con normalidad y tranquilidad. Además, es fácil de limpiar y mantener, ya que se puede retirar para limpiarla adecuadamente

    Es importante destacar que la prótesis parcial removible no es tan duradera ni cómoda como las prótesis fijas. También puede causar irritación en la boca del paciente si no se ajusta correctamente. Por lo tanto, es bueno que sea diseñada y ajustada por un especialista dental experimentado.

    Corona

    Una corona dental es una prótesis que se coloca sobre un diente dañado o debilitado para restaurar su forma, tamaño, fuerza y apariencia estética. Las coronas dentales pueden ser necesarias en situaciones en las que un diente está gravemente dañado por caries, fracturas o desgaste excesivo.

    Estas, pueden estar hechas de diferentes materiales, como porcelana, metal, cerámica o una combinación de estos mismos. El tipo de material utilizado dependerá del lugar donde se coloque la corona, la fuerza masticatoria necesaria y las preferencias del paciente.

    Para colocar una corona dental, el diente dañado se prepara primero limpiándolo y tallándolo para que esta se ajuste perfectamente sobre él. Luego se toma una impresión dental para que la corona pueda ser fabricada a medida en un laboratorio dental. En el ínterin, se puede colocar una corona provisional para proteger el diente preparado.

    Una vez que se completa la corona dental en el laboratorio, se coloca en el diente preparado mediante un adhesivo dental fuerte y duradero. Esta se ajusta cuidadosamente para garantizar que se adapte perfectamente al diente y se siente cómoda y natural en la boca del paciente.

    Descubre más sobre el bruxismo

    Las coronas dentales pueden tener una vida útil prolongada si se mantienen adecuadamente con una buena higiene dental y revisiones regulares con un dentista. Es importante recordar que una corona dental no protege el diente contra la caries y la enfermedad de las encías, por lo que es esencial seguir una buena higiene oral para mantener la salud del diente y la encía.

    En qué casos se pone un diente provisional

    Después de realizar un tratamiento de conducto en un diente, se puede colocar una corona provisional para proteger el mismo mientras se espera la fabricación de la corona definitiva.

    Si un paciente necesita una corona o un puente dental, se puede colocar un diente provisional para proteger el preparado y permitir que pueda masticar y hablar con normalidad mientras se fabrica la prótesis definitiva.

    En algunos casos, también se pudiera colocar un diente provisional después de extraer un diente para proteger la zona y permitir la cicatrización adecuada antes de colocar un implante o una prótesis dental definitiva.

    En tratamientos de ortodoncia, se puede colocar un diente provisional para cerrar espacios entre los dientes o corregir problemas de mordida mientras se espera la finalización del tratamiento.

    Si un paciente se somete a un procedimiento cosmético dental, como un blanqueamiento o una carilla, se puede colocar un diente provisional mientras se fabrica la prótesis permanente.

    ¿Cuándo se coloca un diente provisional?

    Un diente provisional se coloca en diferentes situaciones dentales, como después de un tratamiento de conducto, antes de colocar una corona o puente dental, después de una extracción dental, en tratamiento de ortodoncia o en procedimientos cosméticos.

    Su función es proteger el diente, permitir al paciente masticar y hablar con normalidad mientras se espera la fabricación de una prótesis dental fija o evaluar la forma y función de una prótesis dental antes de colocarla definitivamente.

    Es importante recordar que los dientes provisionales son temporales y deben ser reemplazados por una prótesis dental definitiva lo antes posible para garantizar la salud dental y la función adecuada de la boca.

    Cómo se pone un diente postizo provisional

    Si se está colocando un diente postizo después de un tratamiento de conducto o para proteger un diente preparado para una corona o un puente dental, el diente o la zona dental se preparará primero.

    Para esto, primeramente, se tomarán medidas precisas de la boca del paciente para garantizar que la prótesis dental se ajuste adecuadamente. Luego, la prótesis dental provisional se fabricará en un laboratorio dental utilizando las medidas precisas tomadas.

    Y, una vez que esté lista, se colocará en la boca del paciente. El dentista ajustará la prótesis dental para garantizar un ajuste cómodo y una función adecuada.

    Cuidados cuando se llevan dientes provisionales

    Los dientes provisionales no son tan resistentes como los dientes naturales o las prótesis dentales permanentes, por lo que es importante evitar comer alimentos duros o pegajosos que puedan dañar o desalojarlos.

    También es fundamental cepillar los dientes provisionales con un cepillo y pasta dental suave después de cada comida para evitar la acumulación de placa y bacterias. Se debe utilizar hilo dental suavemente alrededor de los dientes provisionales para limpiar entre ellos.

    Al igual que con los alimentos, es importante evitar morder objetos duros como lápices, bolígrafos o hielo, ya que pueden dañar o desalojar los dientes provisionales.

    Es recomendable recordar que los dientes provisionales son temporales y no deben usarse como herramientas para abrir botellas, cortar hilos o rasgar envases. Estos, son una solución temporal para reemplazar los dientes faltantes o dañados mientras se espera la colocación de una prótesis permanente.

    Existen diferentes tipos de dientes provisionales, incluyendo dientes fijos y removibles, cada uno con sus propias ventajas y desventajas. Los dientes provisionales se colocan en una variedad de situaciones dentales, tales como todas las mencionadas a lo largo de este artículo.

    Como ya hemos aclarado anteriormente, los dientes provisionales son una solución temporal y no deben usarse como una solución permanente. Es importante seguir los cuidados adecuados para mantenerlos en buenas condiciones y proteger la salud dental.

    Primera visita gratis

    Presupuesto sin copromiso

    Financiación hasta 60 meses

    Nuestras Especialidades