Dientes agrietados: causas y tratamiento

pyp clinic
  • NPrimera visita gratis
  • NPresupuesto sin compromiso
  • NFinanciación hasta 60 meses

SOLICITA INFORMACIÓN


    He leído y acepto la Política de Privacidad.
    Suscríbeme la la lista de correo para descuentos especiales.

    Los dientes agrietados son una condición dental en la que el esmalte que recubre el diente presenta una fisura o una fractura. Las grietas pueden variar en tamaño y profundidad y afectar a la parte visible de la pieza dental o incluso a la raíz. Las causas de este problema se deben a una combinación de factores que veremos más adelante.

    Causas de dientes agrietados

    En este artículo, vamos a conocer, precisamente, cuáles son las causas de las grietas en los dientes, sus síntomas y los tratamientos que llevamos a cabo en P&P Clinic para devolver a tus dientes su aspecto natural. Si se observa un diente agrietado en el paciente, es muy importante que acudas a nuestro centro para solucionarlo y evitar complicaciones futuras.

    ¿Cuándo es necesario el uso de empastes?

    Características de los dientes agrietados

    Una de las principales características asociadas a los dientes agrietados es el dolor. Un dolor que puede variar en intensidad dependiendo del grado de la factura. Hay casos en los que es agudo y repentino al masticar los alimentos, pero también hay situaciones en que es intermitente. Por otro lado, los dientes agrietados también causan sensibilidad dental al frío y el calor.

    Otra de las características de los dientes agrietados es la sensación de tener una especie de desorden en la boca. Algunas personas notan una textura irregular o áspera en el diente agrietado. Una situación que, entre otras cosas, dificulta la higiene dental y aumenta el riesgo de que se acumule la placa bacteriana y el sarro.

    Además del dolor y la sensibilidad, los dientes agrietados presentan otras características. La más habitual es la presencia de grietas visibles en la superficie del diente o la separación de una parte de la pieza dental. En otros casos, las grietas provocan inflamación en las encías e incluso infecciones dentales.

    Hay que señalar que los dientes agrietados no tienen la capacidad de repararse por sí mismos. Por tanto, en caso de padecer este problema es fundamental que pidas cita en P&P Clinic. La primera visita que nos hagas es totalmente gratuita y en ella valoraremos el estado de tus dientes y determinaremos el tratamiento más adecuado para ti.

    Todo lo que necesitas saber sobre la sonrisa gingival

    Síntomas de dientes agrietados

    Cuando un diente se agrieta, puede ser visible a simple vista o tener una grieta tan pequeña que solo se logra apreciar con una radiografía. No obstante, en todas las situaciones los síntomas varían en función de la gravedad de la grieta y su ubicación en el diente.

    Por lo general, uno de los síntomas más habituales de los dientes agrietados es la sensibilidad dental. La sensibilidad se manifiesta al morder o masticar alimentos calientes fríos o dulces. Una sensibilidad que varía de leve a más grave y que dura unos segundos o unos minutos.

    Además, es muy probable que se experimente dolor constante o intermitente. Un dolor que se produce, especialmente, al morder los alimentos. Generalmente, se trata de un dolor agudo y localizado en la zona del diente agrietado. También es posible padecer dolor de cabeza o dolor de mandíbula debido a la tensión muscular de una masticación inadecuada.

    Asimismo, los dientes agrietados también suelen causar inflamación de las encías que se hallan alrededor del diente afectado. Las encías se vuelven sensibles, se hinchan y se enrojecen. Habitualmente, el paciente nota un sabor metálico o desagradable, ya que los nervios y la pulpa dental pueden estar expuestos.

    Causas de los dientes agrietados

    Hay diversas causas que provocan la aparición de fisuras o grietas en los dientes. Las más habituales son el desgaste irregular en la masticación, el bruxismo, un traumatismo bucal o los dientes endodonciados. Veamos, a continuación, con más detalle cada una de estas causas.

    Desgaste irregular en masticación

    La masticación es un proceso fundamental para triturar los alimentos. Sin embargo, si el paciente experimenta un desgaste desigual en los dientes, se genera una presión excesiva y desequilibrada sobre ciertas zonas de la dentadura. Esto puede debilitar el esmalte dental y provocar fisuras o fracturas.

    ¿Es recomendable los implantes dentales en niños?

    Hay varios factores que desencadenan el desgaste irregular en la masticación. Uno de ellos es la mala alineación dental o una maloclusión. Sobre todo cuando los dientes superiores e inferiores no encajan correctamente al cerrar la boca. Un trastorno que puede deberse a problemas en el desarrollo, hábitos como el bruxismo o la pérdida prematura de piezas dentales.

    Si los dientes no se hallan bien alineados, algunos de ellos van a soportar una carga excesiva durante la masticación. Una situación que, con el paso del tiempo, puede dar lugar a grietas y fisuras en el esmalte.

    Por otro lado, el consumo frecuente de alimentos duros aumenta el riesgo de tener los dientes agrietados, especialmente en aquellos casos en los que el desgaste dental es ya irregular de por sí.

    Bruxismo

    El bruxismo es una afección dental por la que se rechinan o se aprietan los dientes de forma involuntaria. Una actividad repetitiva y constante que ejerce una presión excesiva sobre los dientes, lo que puede debilitarlos y provocar fracturas o grietas.

    Los dientes están diseñados para soportar las fuerzas habituales de la masticación. Sin embargo, el bruxismo somete a los dientes a una presión adicional y anormal. Con el paso del tiempo, esta presión debilita el esmalte dental y provoca fisuras o fracturas en la superficie de las piezas dentales.

    Las grietas provocadas por el bruxismo varían en tamaño y gravedad. Hay algunas que apenas son visibles, pero otras son profundas y pueden extenderse hacia el interior del diente. Una situación que, por culpa del bruxismo, da lugar a la entrada de bacterias en la estructura interna dental y la aparición de infecciones.

    Para prevenir el bruxismo, es muy importante conocer las causas que lo originan. El estrés y la ansiedad son los factores más comunes.

    En septiembre de 2020, el periódico estadounidense New York Times publicó un estudio bajo el título La epidemia de los dientes rotos y el bruxismo. En dicha publicación, se hablaba de un problema que los dentistas estaban encontrando con mayor asiduidad durante la pandemia de COVID-19. Cada vez era más frecuente la presencia de pacientes con los dientes agrietados o rotos debido a algunas de las causas anteriores y, sobre todo, al bruxismo.

    Traumatismo bucal

    Las personas que sufren un golpe o un impacto en la boca pueden padecer daños significativos, especialmente en los dientes. Daños que desembocan, por ejemplo, en una fisura o una grieta en el esmalte dental. Las grietas pueden ser superficiales o profundas, afectando estas últimas a la estructura interna y provocando un dolor intenso.

    Ante cualquier caso de fuerte traumatismo bucal, es muy importante que el paciente acuda a nuestra clínica para comprobar los posibles daños. Evaluaremos la situación y determinaremos el diagnóstico y el tratamiento que necesitas. Recuerda que, en ocasiones, las grietas y fisuras en los dientes no se aprecian a simple vista.

    La prevención y el cuidado de tus dientes ante un traumatismo bucal es clave. El uso de protectores bucales durante la práctica de deportes de contacto, el mantenimiento de una buena higiene bucal y evitar hábitos perjudiciales para tus dientes pueden ser de gran ayuda para minimizar los riesgos de dientes agrietados.

    Dientes endodonciados

    La endodoncia es un tratamiento con el que eliminamos la pulpa dental y rellenamos el conducto radicular. Un tratamiento que resulta muy efectivo para salvar dientes dañados pero que, a su vez, puede debilitar la estructura del diente a largo plazo.

    Cuando se realiza una endodoncia, eliminamos la pulpa dental. Esto hace que el diente se vuelva más vulnerable y con mayor riesgo de sufrir una fractura. Sobre todo si lo sometemos a una presión excesiva o no ponemos en práctica los cuidados necesarios tras la endodoncia.

    Además, tras este tratamiento colocamos una corona dental para proteger el diente. Si no se coloca o no se ajusta correctamente, el diente estará más expuesto a sufrir una grieta.

    No obstante, hay que dejar claro que los dientes endodonciados no tienen por qué agrietarse. En la mayoría de los casos, la endodoncia es un tratamiento muy efectivo y duradero. Solo podría haber problemas de grietas y fisuras en los casos en los que los pacientes no siguen las recomendaciones del dentista tras la endodoncia.

    Tipos de grietas dentales

    Como ya venimos comentando, las grietas dentales pueden ser de varios tipos. Por un lado, pueden ser superficiales y no afectar a la estructura interna del diente; pero existen también casos de grietas dentales profundas, las más graves y las que suelen ocasionar dolor y mayores complicaciones para el paciente. Veamos cuáles son las características de cada uno de los tipos de puertas dentales.

    Grietas dentales superficiales

    Las grietas dentales superficiales son pequeñas fisuras que se forman en el esmalte dental. Las causas de aparición pueden deberse a múltiples factores, destacando especialmente el envejecimiento, el uso excesivo de los dientes para morder objetos duros, el bruxismo o una pequeña fractura en la boca.

    Por lo general, las grietas dentales superficiales no provocan dolor. Sin embargo, son un problema si no se tratan adecuadamente. No en vano, las fisuras suelen acumular bacterias y restos de alimentos, por lo que aumentan los riesgos en el paciente de padecer una caries o una enfermedad periodontal. Además, las grietas pueden ampliarse con el paso del tiempo hasta el punto de debilitar la estructura dental.

    El diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado son fundamentales en todos estos casos. Numerosos pacientes pueden tratar este problema mediante la aplicación de sellantes dentales o empastes de resina. Ambas soluciones ayudan a sellar las fisuras y a fortalecer el esmalte dental para evitar la acumulación de bacterias.

    Como medidas preventivas, recomendamos no morder objetos duros, usar protectores bucales y visitar regularmente al dentista para realizar chequeos y revisiones periódicas.

    Grietas dentales profundas

    Las grietas dentales profundas, en cambio, son pequeñas hendiduras que se forman en la superficie dental y alcanzan las capas más internas. Estas grietas son más graves que las anteriores, ya que se convierten en una vía de entrada hacia el interior del diente de bacterias y restos de alimentos.

    Las grietas dentales profundas debilitan la estructura de la pieza dental, llevando en muchos casos a que la propia fisura se agrande y se pierda el diente.

    La sensibilidad al frío o el calor, el dolor al morder o al masticar y la aparición de manchas oscuras en la superficie del diente son algunos de los síntomas de estas grietas. El tratamiento que empleamos para su solución va a depender de la gravedad de la situación.

    La mejor manera de prevenir este problema será manteniendo una buena higiene bucal y visitando regularmente al dentista. Además, hay que evitar hábitos nocivos como morder objetos duros o utilizar los dientes como herramientas.

    Tratamientos para solucionar los dientes agrietados

    Tanto si las grietas son superficiales como si son profundas, es muy importante que pidas cita en P&P Clinic para que podamos tratar tu caso. En la primera visita, totalmente gratuita, valoraremos el estado de tu salud bucodental y realizaremos un primer diagnóstico de la situación.

    A continuación, estudiaremos cuál es el diagnóstico más adecuado. Para que este tratamiento sea efectivo, debemos tener en cuenta si la grieta solo ha afectado la corona del diente o es más profunda y se ha introducido en la raíz. Recuerda que cada uno de los tratamientos que empleamos son personalizados para ajustarse a las necesidades específicas de cada paciente.

    Si solo ha afectado a la corona del diente

    Uno de los tratamientos más comunes es la colocación de una corona dental. Con este tratamiento lo que hacemos es colocar sobre el diente dañado una especie de funda personalizada para proteger y fortalecer la pieza. La corona cubre la grieta y evita que se extienda aún más restaurando la funcionalidad del diente afectado.

    Otro posible tratamiento es la aplicación de un sellador dental, una especie de resina que se aplica en la superficie del diente para sellar las fisuras y prevenir la acumulación de bacterias y restos de alimentos. Si la grieta es superficial y solo afecta a la corona del diente, el sellado es la opción ideal para evitar futuros problemas.

    Los empastes de resina son otro de los tratamientos que podemos emplear. Un procedimiento con el que hacemos la remoción del esmalte dañado y colocamos una resina compuesta que se adhiere al diente para restaurar su función y su forma.

    Si ha afectado también a la raíz

    Las grietas dentales profundas que afectan incluso a la raíz sí que son un problema dental doloroso y grave. En estos casos, debemos actuar de inmediato para que la grieta no vaya a más y minimizar los posibles riesgos de esta condición.

    Una de las opciones dentales más habituales que proponemos para las grietas dentales profundas es la endodoncia. Un procedimiento por el cual eliminamos la pulpa dental dañada y limpiamos y sellamos los conductos radiculares. La endodoncia nos permite salvar el diente y aliviar el dolor asociado con la grieta. Una vez completada la endodoncia, colocamos una corona dental para proteger y fortalecer el diente tratado.

    En casos más graves, cuando la grieta o fisura afecta directamente a la raíz, es probable que tengamos que realizar la extracción del diente. Cuando lo hayamos retirado, podemos reemplazarlo con un implante dental o una prótesis removible. Ambos tratamientos restauran la funcionalidad y la apariencia estética de la boca.

    El éxito de cualquiera de los tratamientos de grietas dentales profundas depende de la rapidez con la que se haya buscado la atención médica. Por tanto, recomendamos que ante el más mínimo síntoma de este problema pidas cita en P&P Clinic para que podamos dar el diagnóstico más adecuado.

    En P&P recuperamos tu estructura dental, contacta

    En P&P Clinic somos conscientes de la importancia que supone tener una sonrisa saludable y atractiva. Sabemos que la pérdida de estructura dental afecta a la confianza y a la calidad de vida de nuestros pacientes. Es por esto por lo que ofrecemos diversas soluciones personalizadas para que puedas recuperar la salud y funcionalidad de tu boca.

    En nuestra clínica, te brindamos los mejores tratamientos para tu problema de dientes agrietados. Somos especialistas en restauraciones dentales y utilizamos las técnicas y los procedimientos más innovadores para garantizar los mejores resultados. Tratamientos todos ellos que son personalizados y que se ajustan a las necesidades de nuestros pacientes.

    No en vano, comprendemos que cada paciente es único. A través de nuestro método de trabajo, nos aseguramos de escuchar tus necesidades y preocupaciones. El equipo de profesionales con el que contamos te guiará a lo largo de tu tratamiento respondiendo a todas tus preguntas. Te brindaremos el apoyo que necesitas en cada etapa de tu proceso de recuperación dental.

    Conseguiremos recuperar tu estructura dental para mejorar la apariencia de tu sonrisa y la de tu salud bucal en general. Recuperarás la confianza en tí mismo y disfrutarás de una mayor calidad de vida.

    Es el momento de que pidas cita en P&P Clinic. Estamos listos para ayudarte a que puedas recuperar tu estructura dental. Solucionaremos tu problema de dientes agrietados y le devolveremos a tu sonrisa su aspecto original.

    Primera visita gratis

    Presupuesto sin copromiso

    Financiación hasta 60 meses

    Nuestras Especialidades