10 consejos para cuidar tu boca en verano

pyp clinic
  • NPrimera visita gratis
  • NPresupuesto sin compromiso
  • NFinanciación hasta 60 meses

SOLICITA INFORMACIÓN


    He leído y acepto la Política de Privacidad.
    Suscríbeme la la lista de correo para descuentos especiales.

    ¡Cuida tu sonrisa bajo el sol! El verano es una temporada llena de diversión, viajes y actividades al aire libre, pero también puede presentar desafíos para mantener una boca sana.

    10 consejos para cuidar tu boca en verano

    El calor, la humedad, los cambios en la rutina y los hábitos alimentarios pueden afectar nuestra salud bucal de diversas formas. Desde proteger tus dientes del sol hasta mantener una buena hidratación y elegir alimentos saludables para tu sonrisa, en este artículo te daremos 10 consejos para ayudarte a cuidar de tu salud bucal este verano.

    ¿Por qué extremar precauciones en verano?

    El verano es una época en la que todos queremos relajarnos y disfrutar al máximo. Sin embargo, también es importante recordar que el calor y el cambio de rutina pueden afectar nuestra salud bucal de maneras que no imaginamos. Es por eso que es crucial extremar las precauciones durante esta temporada soleada. El calor puede ser un factor desafiante para nuestra salud oral. Las altas temperaturas pueden provocar deshidratación, lo que puede afectar la producción de saliva. La saliva es esencial para mantener nuestra boca lubricada y protegida contra las bacterias y los ácidos que causan caries. Por lo tanto, es crucial mantenerse hidratado bebiendo suficiente agua durante todo el día.

    Descubre mucho más sobre el tratamiento del bruxismo

     

    El verano es sinónimo de actividades al aire libre y deportes. Si bien es emocionante participar en estas actividades, aumenta el riesgo de sufrir lesiones bucales. Ya sea que estés montando en bicicleta, jugando fútbol o nadando, siempre es aconsejable usar protectores bucales para evitar lesiones en los dientes y los tejidos blandos de la boca. La epoca de verano también suele estar asociada con una mayor ingesta de alimentos y bebidas azucaradas. Los helados, las bebidas gaseosas y las golosinas son irresistibles en estos días calurosos, pero también pueden ser dañinos para nuestros dientes, ya que el consumo excesivo de azúcar aumenta el riesgo de caries y erosión dental.

    10 Consejos para tu salud oral en verano

    El aumento de las actividades al aire libre, las comidas fuera de casa y los cambios en nuestra rutina pueden afectar nuestra higiene bucal. Por eso, en esta ocasión te presentaremos diez consejos para cuidar tu salud oral durante la temporada estival. Estas recomendaciones te ayudarán a mantener una sonrisa sana y radiante mientras disfrutas del verano.

    Llevar siempre un kit de limpieza dental

    Usa un cepillo de dientes compacto y plegable que puedas llevar fácilmente contigo.

    Elige una pasta dental en tamaño de viaje para evitar cargar con un tubo grande y pesado. Existen opciones pequeñas y prácticas que cumplen con las regulaciones de seguridad de los aeropuertos. No olvides incluir hilo dental en tu kit. Hay versiones en miniatura o con dispensadores compactos que facilitan su transporte. El hilo dental te ayudará a eliminar los restos de alimentos y mantener tus encías saludables.

     

    Un enjuague bucal en formato de viaje es perfecto para refrescar tu aliento y mantener una sensación de limpieza durante todo el día. Asegúrate de elegir uno sin alcohol para evitar la sequedad bucal. No olvides tu kit en la playa o en la piscina. El cloro y la sal del agua pueden afectar tu esmalte dental, así que después de un chapuzón refrescante, asegúrate de limpiar tus dientes y enjuagar tu boca para mantenerlos protegidos.

     

    ¿Qué hacer cuando duelen las muelas del juicio?

    Llevar chicles sin azúcar

    El calor del verano puede dejarte con una sensación de boca seca y pegajosa. Los chicles sin azúcar pueden ser tu aliado refrescante, estimulando la producción de saliva y ayudando a mantener tu boca hidratada. Después de disfrutar de una comida o una bebida sabrosa, a menudo nos preocupa el aliento.

     

    Los chicles sin azúcar con sabor a menta o hierbabuena pueden ayudarte a refrescar tu aliento rápidamente. Masticar chicle sin azúcar puede ser una forma conveniente de mantener tus dientes limpios mientras estás de viaje o fuera de casa. La acción de masticar estimula la producción de saliva, que ayuda a neutralizar los ácidos y eliminar los restos de alimentos.

    Helados

    En lugar de elegir un helado gigante, opta por tamaños más pequeños. Disfruta de una porción moderada y saborea cada bocado. Recuerda que el exceso de azúcar puede aumentar el riesgo de caries y dañar tus dientes. Evita agregar coberturas azucaradas como siropes, caramelos o galletas a tu helado. Estos ingredientes pueden aumentar aún más el contenido de azúcar y dañar tu esmalte dental. Hay opciones más saludables como nueces, frutas frescas o virutas de chocolate oscuro. Cepíllate los dientes o enjuágate la boca con agua después de comer helado. Esto ayudará a eliminar los residuos de azúcar y a mantener tus dientes libres de placa.

    ¿Qué bebidas tomar?

    El agua es fundamental para nuestra salud bucal, ya que ayuda a limpiar los restos de comida y estimula la producción de saliva, que es clave para combatir las bacterias y prevenir la sequedad bucal. Opta por agua natural o agua con sabor a frutas sin azúcar añadida para un toque refrescante. El té helado sin azúcar es una opción refrescante y saludable. El té verde en particular contiene antioxidantes que pueden beneficiar la salud oral. Evita añadir azúcar y limítate a disfrutar de su sabor natural y beneficios hidratantes.

     

    Prueba infusiones de frutas frescas y naturales para una opción refrescante y sabrosa. Puedes prepararlas mezclando frutas como fresas, limones o pepinos con agua fría. Estas infusiones son bajas en calorías y no contienen azúcar añadida, por lo que son amigables con tu sonrisa. Asimismo, preparar tus propios batidos y smoothies te permite controlar los ingredientes y el contenido de azúcar. Utiliza frutas frescas, yogur natural sin azúcar y hielo para crear bebidas saludables y refrescantes. Evita agregar azúcares adicionales y opta por edulcorantes naturales como la stevia si deseas un poco de dulzor.

     

    La leche y sus alternativas sin azúcar añadida, como la leche de almendras o la leche de coco sin azúcar, pueden ser opciones nutritivas y refrescantes. La leche contiene calcio, que es esencial para la salud de los dientes y los huesos. El agua de coco es una opción natural y baja en calorías para mantenerte hidratado durante el verano. Es rica en electrolitos y nutrientes beneficiosos para tu salud general.

     

    ¿Si es recomendable el uso de coronas?

    Cuidado con los labios

    Bebe suficiente agua para mantener tu cuerpo y tus labios hidratados. La hidratación interna es fundamental para evitar la sequedad de los labios. No olvides aplicar un protector solar labial con un factor de protección alto antes de salir al sol. Los labios también pueden quemarse y sufrir daños por los rayos UV. La tentación de lamer los labios puede ser fuerte cuando están secos, pero esto solo empeora la situación.

     

    La saliva puede secar aún más los labios y causar irritación. En su lugar, aplica un bálsamo labial hidratante. Elimina las células muertas de tus labios con una exfoliación suave. Puedes hacerlo suavemente con un cepillo de dientes de cerdas suaves o utilizando un exfoliante labial casero. No exfolies en exceso para evitar irritaciones. Lleva contigo un bálsamo labial hidratante en todo momento y aplícalo regularmente, especialmente después de nadar o tomar el sol y sobretodo, elige uno con ingredientes naturales.

    Cuidado al bucear

    Al practicar buceo, especialmente a profundidades mayores, la presión del agua puede ejercer fuerza sobre tus dientes y encías. El uso de un protector bucal adecuado te ayudará a evitar posibles lesiones y fracturas dentales, además de proteger tus tejidos blandos. Hay que tener cuidado de no morderlo con demasiada fuerza, ya que esto puede causar daño a tus dientes y mandíbula. Asegúrate de colocar el regulador correctamente en tu boca y evitar cualquier acción que pueda ejercer presión excesiva.

     

    El agua del mar puede contener residuos de sal, arena o bacterias que pueden afectar tu salud oral. Después de cada sesión de buceo, enjuaga tu boca con agua dulce para eliminar cualquier residuo y mantener una boca limpia y fresca. Durante la inmersión, es esencial equilibrar la presión en tus oídos. Sin embargo, ten cuidado al realizar maniobras de compensación, ya que pueden afectar la posición de tu mandíbula y tus dientes. Realiza los ajustes de presión de forma suave y sin aplicar fuerza excesiva.

     

    Aunque estés inmerso en el agua, no debes descuidar tu rutina de higiene oral. Cepilla tus dientes antes y después de cada sesión de buceo, utilizando una pasta dental con flúor para fortalecer el esmalte dental y prevenir la formación de caries. Utiliza hilo dental y enjuague bucal para una limpieza completa. Después de bucear, es tentador disfrutar de un refrigerio o una bebida refrescante, no obstante, trata de evitar los alimentos y bebidas azucaradas, ya que pueden favorecer la formación de caries.

    Cuidado con la piscina y el cloro

    Después de nadar en la piscina, enjuágate la boca con agua para ayudar a eliminar cualquier residuo de cloro que pueda haber quedado en tus dientes y encías. El cloro puede ser abrasivo y causar irritación o sensibilidad dental a largo plazo, por lo que es esencial enjuagarse para minimizar su efecto. Si bien es tentador pasar largas horas en la piscina, es importante limitar el tiempo de exposición al cloro. Cuanto más tiempo pases en el agua, más expuesto estarás al cloro y mayores serán los posibles efectos negativos en tu salud oral. Si practicas deportes acuáticos o pasas mucho tiempo en la piscina, considera utilizar una protección bucal. Estas fundas protectoras pueden ayudar a proteger tus dientes y encías del cloro.

     

    No descuides tu rutina de cuidado oral durante el verano. Cepíllate los dientes al menos dos veces al día con pasta dental que contenga flúor para fortalecer el esmalte dental y protegerlo del cloro. Mantén tu cuerpo y tu boca hidratados bebiendo suficiente agua durante el día. La hidratación adecuada ayuda a mantener la producción de saliva, que es esencial para proteger tus dientes y encías contra las sustancias químicas y el efecto deshidratante del cloro.

    Cuidado con las caídas y traumatismos

    Si practicas deportes o actividades que involucren contacto físico, como fútbol, ciclismo o skateboarding, es fundamental usar una protección bucal. Estas fundas protectoras pueden ayudar a amortiguar el impacto y proteger tus dientes, encías y mandíbula de posibles lesiones. Asegúrate de utilizar una protección bucal adecuada a tu boca, preferiblemente hecha a medida por un dentista.

     

    En casa o en cualquier lugar donde te encuentres, asegúrate de mantener el entorno seguro y libre de obstáculos que puedan causar caídas. Al practicar deportes o realizar actividades al aire libre, mantén siempre un ojo atento a tu entorno. Evita zonas peligrosas, como superficies resbaladizas, terrenos irregulares o áreas de tráfico intenso. Mantén la atención y evita distracciones para minimizar el riesgo de caídas o colisiones.

     

    Si sufres una caída o traumatismo que afecta a tus dientes, encías o mandíbula, es crucial actuar con rapidez. En caso de pérdida de un diente, trata de colocarlo nuevamente en su lugar y acude inmediatamente al dentista. Si hay sangrado o dolor, aplica presión suave con una gasa y busca atención médica o dental de emergencia.

     

    Después de sufrir una caída o traumatismo que afecte tu salud oral, es importante programar una visita al dentista. El profesional evaluará cualquier daño, como fracturas dentales o desplazamientos de los dientes, y te brindará el tratamiento adecuado para restaurar la salud de tu boca. Durante la recuperación de una lesión oral, es fundamental mantener una buena higiene oral. Cepíllate los dientes suavemente con una pasta dental suave y usa enjuague bucal sin alcohol para prevenir infecciones. Si tienes dificultades para cepillarte debido a la lesión, consulta con tu dentista sobre técnicas alternativas de limpieza.

    Cuidados especiales si llevas ortodoncia

    Durante el verano, es tentador disfrutar de helados, caramelos pegajosos y alimentos duros. Sin embargo, estos alimentos pueden dañar los brackets, despegar los alambres o causar molestias, en cambio, opta por opciones más suaves y saludables, como frutas suaves, yogur y helados si trozos duros. Si practicas deportes o actividades al aire libre, considera el uso de un protector bucal específico para ortodoncia. Este dispositivo ayudará a proteger tus dientes y los aparatos ortodónticos de posibles impactos o lesiones.

     

    Mantén tu boca hidratada bebiendo suficiente agua durante el día. La hidratación adecuada ayuda a prevenir la sequedad bucal y reduce el riesgo de formación de placa y caries. Lleva siempre contigo una botella de agua y bebe regularmente, especialmente si estás expuesto al sol o realizando actividades físicas. Si experimentas rozaduras o irritaciones debido a los brackets o los alambres, puedes usar cera dental de ortodoncia para aliviar las molestias. Aplica una pequeña cantidad de cera en las áreas problemáticas para crear una barrera suave entre los aparatos y los tejidos orales sensibles.

    Revisión al dentista post verano

    Después del verano, una revisión dental exhaustiva es esencial para evaluar el estado general de tu salud bucal. El dentista realizará un examen minucioso de tus dientes, encías y estructuras orales para detectar cualquier signo de deterioro, caries, enfermedad de las encías u otros problemas. Esto permitirá abordar cualquier problema a tiempo y prevenir complicaciones futuras.

     

    Durante el verano, es posible que hayas descuidado tu rutina de higiene oral debido a las vacaciones y las actividades ocupadas. Una limpieza profesional realizada por un higienista dental eliminará la acumulación de placa y sarro, incluso en áreas de difícil acceso. Esto ayudará a mantener tus dientes y encías sanos, además de mejorar tu aliento.

     

    Si has notado sensibilidad dental, dolor o decoloración en tus dientes después del verano, es importante abordar estos problemas de inmediato. El consumo frecuente de alimentos azucarados o ácidos durante las vacaciones podría haber aumentado el riesgo de caries. El dentista podrá identificar y tratar las caries en etapas tempranas para evitar que se agraven y se conviertan en problemas más serios.

     

    Durante tu visita al dentista después del verano, podrás recibir consejos personalizados sobre cómo mantener una buena salud oral. El dentista te proporcionará pautas específicas de cuidado, incluyendo recomendaciones sobre la dieta, técnicas de cepillado y uso de hilo dental.

    En P&P Clinic tu revisión es gratuita, evita problemas bucodentales eligiéndonos

    ¡En P&P Clinic, tu revisión es completamente gratuita! Sabemos lo importante que es cuidar tu salud bucodental y queremos facilitar el acceso a los servicios de revisión dental para que evites problemas en el futuro. Nuestro equipo de profesionales altamente capacitados te brindará una evaluación exhaustiva de tu salud oral, identificando cualquier problema potencial y ofreciéndote soluciones personalizadas.

     

    No arriesgues tu sonrisa y confía en nosotros. En P&P Clinic nos preocupamos por tu bienestar y te ofrecemos la calidad y el cuidado que te mereces. Elige la tranquilidad de saber que estás en manos expertas y que estamos comprometidos con tu salud bucodental.

    ¡Aprovecha esta oportunidad y programa tu revisión gratuita en P&P Clinic ahora mismo! No esperes a que los problemas bucodentales empeoren, prevén y actúa a tiempo. Confía en nuestro equipo de profesionales y descubre por qué somos la elección ideal para tu salud oral. Recuerda, en P&P Clinic, tu salud bucodental es nuestra prioridad. ¡Ven y experimenta la diferencia hoy mismo!

    Primera visita gratis

    Presupuesto sin copromiso

    Financiación hasta 60 meses

    Nuestras Especialidades