Complicaciones más comunes en brackets dentales

pyp clinic
  • NPrimera visita gratis
  • NPresupuesto sin compromiso
  • NFinanciación hasta 60 meses

SOLICITA INFORMACIÓN


    He leído y acepto la Política de Privacidad.
    Suscríbeme la la lista de correo para descuentos especiales.

    La corrección de la alineación dental mediante el uso de brackets dentales ha sido una solución efectiva y confiable durante décadas. Miles de personas en todo el mundo han logrado sonrisas más hermosas y funcionales gracias a este tratamiento ortodóntico. Sin embargo, como en cualquier procedimiento médico, pueden surgir complicaciones que requieren atención y cuidado adicionales.

    Complicaciones por brackets

    Desde problemas menores como dolor o irritación hasta complicaciones más significativas como caries dentales o daño a los tejidos gingivales, cada situación requiere un enfoque individualizado y una atención adecuada. A través de la educación y la toma de conciencia, podemos evitar muchas de estas complicaciones o abordarlas de manera oportuna para evitar que empeoren.

    ¿Son mejores los brackets metálicos?

    Dolor después de colocar ortodoncia

    El dolor después de la colocación de ortodoncia es una de las complicaciones más comunes que los pacientes experimentan. Es importante entender que este dolor es normal y se debe al proceso de ajuste y movimiento de los dientes para lograr una alineación adecuada.

    Sin embargo puede ser incómodo, hay medidas que se pueden tomar para aliviar el malestar y facilitar la transición hacia una sonrisa perfecta.

    El dolor después de colocar los brackets dentales generalmente comienza unas horas después de la colocación inicial y puede durar varios días. Esto se debe a que los brackets ejercen una presión constante sobre los dientes para moverlos gradualmente a su posición deseada.

    A medida que los dientes se ajustan a esta presión, los tejidos circundantes, como las encías y los ligamentos periodontales, pueden inflamarse y causar molestias.

    Para aliviar el dolor, es recomendable seguir las instrucciones de cuidado y recomendaciones de su ortodoncista. Aquí te presento algunos consejos prácticos que te pueden ayudar a reducir el malestar:

    • Analgésicos de venta libre: Si el dolor es persistente, se pueden tomar analgésicos como ibuprofeno o paracetamol siguiendo las indicaciones del envase o las recomendaciones de su profesional de la salud.
    • Compresas frías: Aplicar compresas frías en las áreas doloridas puede ayudar a reducir la inflamación y adormecer los tejidos, brindando alivio temporal. Envuelva una bolsa de hielo en un paño suave y aplíquelo suavemente sobre las mejillas durante 10-15 minutos.
    • Enjuagues de agua salada: Realizar enjuagues suaves con agua tibia y sal puede ayudar a reducir la inflamación y promover la cicatrización. Mezcle media cucharadita de sal en un vaso de agua tibia y enjuague su boca durante unos 30 segundos antes de escupir.
    • Alimentos suaves: Durante los primeros días después de la colocación de los brackets, es recomendable optar por alimentos suaves que no requieran una masticación excesiva. Esto ayudará a minimizar la presión sobre los dientes y reducirá el dolor asociado.
    • Cera de ortodoncia: Si los brackets o los alambres causan irritación o rozaduras en la boca, su ortodoncista puede proporcionarle cera de ortodoncia. Aplique una pequeña cantidad de cera en las áreas problemáticas para crear una barrera protectora entre los brackets y los tejidos orales sensibles.
    • Evitar alimentos y hábitos perjudiciales: Evite alimentos pegajosos, duros o difíciles de masticar, así como también hábitos como morderse las uñas o masticar lápices, ya que pueden aumentar el malestar y dañar los brackets.

    ¿Qué son los brackets dentales?

    Los brackets dentales son dispositivos ortodónticos utilizados para corregir la alineación de los dientes y lograr una sonrisa más recta y estéticamente agradable. Consisten en pequeñas piezas metálicas, generalmente de acero inoxidable, que se adhieren a la superficie de los dientes mediante un adhesivo especial. Los brackets actúan como anclajes para sostener los alambres ortodónticos que ejercen presión sobre los dientes, guiándolos hacia su posición deseada.

    ¿Se puede mejorar la sonrisa con implantes dentales?

    Aparte de de los brackets metálicos tradicionales, también existen opciones más estéticas, como los brackets de cerámica o los brackets linguales, que se colocan en la parte posterior de los dientes. Estos ofrecen una apariencia más discreta durante el tratamiento.

    El objetivo principal de los brackets dentales es corregir problemas de maloclusión, que se refieren a la mala alineación de los dientes y las mandíbulas. Estos problemas pueden incluir apiñamiento dental, espacios excesivos entre los dientes, mordida cruzada, sobremordida, submordida, entre otros.

    Brackets metálicos vs brackets estéticos

    Iniciemos con los brackets metálicos. Estos aparatos tradicionales están hechos de acero inoxidable y son fácilmente reconocibles por su apariencia metálica brillante.

    Son duraderos, efectivos y a menudo se consideran la opción más económica. Los brackets metálicos ofrecen una gran resistencia y permiten un control preciso del movimiento dental. Igualmente, son más fáciles de mantener limpios y generalmente requieren menos visitas al ortodoncista.

    Por otro lado, los brackets estéticos son los competidores más sutiles. Estos brackets están hechos de materiales transparentes o de color similar al diente, como cerámica o porcelana.

    La gran ventaja de los brackets estéticos es que se mezclan discretamente con el color de los dientes, lo que los hace menos perceptibles. Son una excelente opción para aquellos que desean un enfoque más estético durante el tratamiento ortodóntico.

    No obstante, los brackets estéticos también tienen algunas consideraciones. Si bien son menos visibles, pueden ser más propensos a mancharse o a desprenderse en comparación con los metálicos. Igualmente, pueden ser un poco más frágiles y, en algunos casos, pueden requerir un tiempo de tratamiento ligeramente más prolongado.

    La elección entre brackets metálicos y estéticos depende de las preferencias personales y las necesidades específicas de cada paciente. Algunas personas pueden valorar la discreción de los brackets estéticos, mientras que otras pueden priorizar la durabilidad y el costo de los brackets metálicos.

    Problemas habituales con los brackets

    • Dolor y sensibilidad: Después de la colocación inicial de los brackets o después de los ajustes, es común experimentar dolor y sensibilidad en los dientes y las encías. Esto se debe a la presión ejercida para mover los dientes. El malestar generalmente desaparece en unos días y se puede aliviar con analgésicos de venta libre y enjuagues con agua salada tibia.
    • Irritación de los tejidos orales: Los brackets pueden rozar e irritar los tejidos blandos de la boca, como las mejillas y los labios. Tu ortodoncista puede proporcionarte cera de ortodoncia para colocar sobre los brackets y crear una barrera protectora, o puedes usar productos especiales para aliviar la irritación.
    • Desprendimiento de brackets: En algunos casos, los brackets pueden desprenderse debido a la presión excesiva o a una lesión en la boca. Si te llega a suceder, es importante comunicarte con tu ortodoncista de inmediato para que puedan repararlo. Evita comer alimentos duros o pegajosos que puedan dañar los brackets.
    • Alambres sueltos o protruyentes: Los extremos de los alambres pueden sobresalir y causar molestias o heridas en la boca. De llegarte a ocurrir, intenta utilizar una punta de lápiz o un aplicador de cera de ortodoncia para empujar suavemente el alambre hacia un lugar más cómodo. Si no puedes resolverlo por tu cuenta, comunícate con tu ortodoncista.
    • Acumulación de placa y sarro: Los brackets pueden dificultar la limpieza adecuada de los dientes, lo que puede llevar a la acumulación de placa y sarro. Es esencial mantener una buena higiene bucal, cepillándote los dientes y usando hilo dental de manera regular. También puedes considerar el uso de enjuagues bucales recomendados por tu ortodoncista.

    Perder la fijación del bracket dental

    Uno de los problemas habituales que puede ocurrir durante el tratamiento con brackets dentales es la pérdida de la fijación de un bracket. Esto sucede cuando el bracket se despega o se suelta de la superficie del diente al que está adherido.

    Existen varias razones por las cuales un bracket puede perder su fijación. Algunas de ellas incluyen la masticación de alimentos duros o pegajosos, el uso de hilo dental de manera incorrecta o brusca, o incluso un golpe en la boca. Además, es posible que un bracket se suelte si la técnica de adhesión no se realiza adecuadamente durante la colocación inicial.

    Si pierdes la fijación de un bracket, es importante que contactes a tu ortodoncista de inmediato. No intentes volver a pegar el bracket por tu cuenta, ya que es necesario que un profesional lo vuelva a colocar correctamente. Mientras esperas tu cita, es posible que te recomienden evitar alimentos pegajosos o duros para evitar dañar aún más los brackets restantes.

    ¿Por qué usar las fundas dentales?

    Perder la fijación de un bracket no es una emergencia grave, pero es importante abordarlo lo antes posible. Tu ortodoncista podrá reafirmar el bracket o reemplazarlo si es necesario. Asegúrate de comunicar cualquier síntoma o molestia que puedas experimentar para que puedan evaluar adecuadamente la situación.

    Desplazamiento del arco

    El desplazamiento del arco es otro problema habitual que puede ocurrir durante el tratamiento con brackets dentales. El arco ortodóntico es el alambre que conecta los brackets y ejerce presión sobre los dientes para moverlos. En ocasiones, este arco puede desplazarse de su posición correcta.

    Concurren varias razones por las cuales el arco puede desplazarse. Puede deberse a la masticación de alimentos duros o pegajosos, a la manipulación incorrecta del arco durante el cepillado o el uso de hilo dental, o incluso a la falta de ajustes regulares por parte del ortodoncista.

    Si notas que el arco se ha desplazado, es importante que contactes a tu ortodoncista lo antes posible. No intentes corregirlo tú mismo, ya que esto puede causar daño adicional a tus dientes y retrasar el progreso del tratamiento. Tu ortodoncista tendrá las herramientas y los conocimientos necesarios para volver a colocar el arco en su posición correcta y ajustarlo según sea necesario.

    Pérdida de piezas y mantenedores de espacio

    La pérdida de piezas dentales y los mantenedores de espacio son problemas habituales que pueden ocurrir durante el tratamiento con brackets dentales. Sin embargo los brackets están diseñados para ser duraderos, hay casos en los que pueden desprenderse o incluso romperse.

    La pérdida de un bracket puede ocurrir debido a la masticación de alimentos duros, al uso inadecuado del hilo dental o a un golpe en la boca. Si notas que has perdido un bracket, es importante comunicarte con tu ortodoncista lo antes posible.

    No intentes volver a colocar el bracket por ti mismo, ya que se requiere experiencia y herramientas especiales para hacerlo correctamente. Tu ortodoncista podrá reparar o reemplazar el bracket y asegurarse de que el tratamiento continúe sin contratiempos.

    Por otro lado, los mantenedores de espacio son dispositivos utilizados en casos de pérdida prematura de dientes de leche para mantener el espacio adecuado para el diente permanente que aún no ha erupcionado.

    Si se pierde o se daña un mantenedor de espacio, es importante notificar a tu ortodoncista lo antes posible. Dependiendo de la situación, puede ser necesario reemplazar o ajustar el mantenedor de espacio para garantizar un desarrollo dental adecuado.

    Es fundamental seguir las instrucciones de cuidado y mantener una buena higiene bucal durante el tratamiento con brackets para minimizar la probabilidad de pérdida de piezas dentales y mantenedores de espacio. Evitar alimentos pegajosos o duros y cepillarse los dientes y usar hilo dental de manera adecuada son medidas importantes para proteger tus brackets y mantener el progreso del tratamiento.

    Lesiones en la boca: llagas y úlceras

    Las lesiones en la boca, como llagas y úlceras, son problemas comunes que pueden ocurrir durante el tratamiento con brackets dentales. Estas lesiones pueden ser causadas por la fricción de los brackets y los alambres con los tejidos blandos de la boca.

    La presencia de brackets puede provocar irritación y rozamiento en las mejillas, los labios o la lengua, lo que puede resultar en la formación de llagas o úlceras. Estas lesiones pueden causar molestias, dolor y dificultad al comer o hablar.

    Si notas llagas o úlceras en la boca debido a los brackets, existen algunas medidas que puedes tomar para aliviar la incomodidad. Tu ortodoncista puede proporcionarte cera de ortodoncia para colocar sobre los brackets y crear una barrera protectora entre los brackets y los tejidos orales.

    Igualmente, enjuagarse la boca con agua tibia y salada o con soluciones de enjuague bucal recomendadas puede ayudar a aliviar la irritación y promover la curación.

    Es importante informar a tu ortodoncista sobre cualquier lesión o molestia en la boca para que puedan brindarte el cuidado adecuado. Ellos pueden evaluar la situación y realizar ajustes en los brackets si es necesario para minimizar el roce y la irritación..

    Recuerda que las llagas y úlceras suelen ser temporales y mejorarán a medida que tu boca se ajuste a los brackets. Si las lesiones persisten o empeoran, asegúrate de comunicarte con tu ortodoncista para recibir el tratamiento adecuado.

    Gingivitis provocada por la ortodoncia

    La gingivitis provocada por la ortodoncia es un problema común que puede surgir durante el tratamiento con brackets dentales. La presencia de brackets y alambres puede dificultar la limpieza adecuada de los dientes y las encías, lo que puede conducir a la acumulación de placa bacteriana y al desarrollo de gingivitis, una inflamación de las encías.

    La gingivitis se manifiesta con síntomas como enrojecimiento, inflamación y sangrado de las encías. Si sientes estos síntomas durante tu tratamiento con brackets, es importante tomar medidas para prevenir y tratar la gingivitis.

    Es básico asistir a tus citas regulares con el ortodoncista para que puedan evaluar el estado de tus encías y realizar limpiezas profesionales si es necesario. Si la gingivitis no se trata, puede progresar a una enfermedad periodontal más grave, lo que podría comprometer la salud de los dientes y los tejidos de soporte.

    Recuerda que la prevención y el cuidado adecuado de las encías son fundamentales durante el tratamiento con brackets.

    Propensión a caries

    La propensión a las caries es un problema común que puede surgir durante el tratamiento con brackets dentales. Los brackets y los alambres pueden dificultar la limpieza adecuada de los dientes y facilitar la acumulación de placa bacteriana, lo que aumenta el riesgo de desarrollar caries.

    La placa bacteriana es una película pegajosa y transparente que se forma constantemente en los dientes. Cuando no se elimina adecuadamente mediante una buena higiene bucal, la placa bacteriana produce ácidos que erosionan el esmalte dental y pueden provocar caries.

    Es sustancialmente importante prestar atención a la higiene bucal durante el tratamiento con brackets. Cepillarse los dientes después de cada comida y usar hilo dental de manera regular y adecuada puede ayudar a prevenir la acumulación de placa y reducir el riesgo de caries. Igualmente, el uso de enjuagues bucales recomendados por tu ortodoncista puede ser beneficioso.

    Tu ortodoncista también puede recomendarte limitar el consumo de alimentos azucarados o pegajosos, ya que estos pueden adherirse a los brackets y aumentar el riesgo de caries. También, pueden sugerir el uso de productos de fluoruro, como geles o enjuagues, para fortalecer el esmalte dental y prevenir la formación de caries.

    Molestias después de colocarlo

    Es común experimentar molestias después de la colocación de los brackets dentales. Después de que los brackets y los alambres hayan sido colocados, es posible que sientas dolor, sensibilidad o incomodidad en los dientes y las encías. Esto se debe a la presión ejercida sobre los dientes para moverlos a su posición correcta.

    Las molestias después de la colocación de los brackets suelen ser temporales y pueden durar unos días. Para aliviar las molestias, puedes recurrir a medidas como el uso de analgésicos de venta libre, enjuagues con agua tibia y salada, aplicar compresas frías en el exterior de la boca o consumir alimentos suaves durante los primeros días.

    Es significativo tener en cuenta que estas molestias son normales y forman parte del proceso de ajuste de los dientes. Con el tiempo, los tejidos orales se adaptarán a la presencia de los brackets y la sensibilidad disminuirá.

    Ante cualquier situación de molestia o dolor, acudir a tu ortodoncista, y si tienes dudas, pide segunda opinión en P&P

    ¡Tú comodidad y bienestar son nuestra prioridad! Si experimentas cualquier molestia o dolor relacionado con tus brackets dentales, no dudes en acudir a tu ortodoncista de confianza. Ellos son los expertos capacitados para evaluar y resolver cualquier problema que puedas tener durante tu tratamiento.

    En P&P Clinic, entendemos lo importante que es sentirte cómodo y seguro durante tu experiencia de ortodoncia. Si en algún momento tienes dudas o deseas obtener una segunda opinión, nuestro equipo de especialistas está aquí para ayudarte.

    Nos comprometemos a brindarte un enfoque personalizado y de calidad, asegurándonos de que todas tus preocupaciones sean atendidas.

    Nuestros profesionales altamente capacitados están listos para brindarte la atención que necesitas. Ya sea que necesites ajustes en tus brackets, alivio para el dolor o simplemente desees una opinión adicional, estamos aquí para brindarte el apoyo que necesitas en cada etapa de tu tratamiento.

    Primera visita gratis

    Presupuesto sin copromiso

    Financiación hasta 60 meses

    Nuestras Especialidades