¿Qué se puede comer con brackets?

pyp clinic
  • NPrimera visita gratis
  • NPresupuesto sin compromiso
  • NFinanciación hasta 60 meses

SOLICITA INFORMACIÓN


    He leído y acepto la Política de Privacidad.
    Suscríbeme la la lista de correo para descuentos especiales.

    Cuando se trata de la alimentación durante el uso de brackets, es esencial elegir alimentos que no dañen los aparatos, causen molestias o retrasen el proceso de corrección dental.

    Qué se puede comer con brackets

    Algunos alimentos son pegajosos, duros o crujientes y pueden causar desprendimiento de los brackets o doblar los alambres, lo que podría prolongar el tratamiento. Pero eso no significa que debas renunciar a disfrutar de comidas sabrosas y nutritivas.

    Dichosamente, hay una amplia gama de opciones de alimentos que puedes disfrutar mientras llevas brackets. Frutas y verduras suaves, proteínas magras, lácteos, granos enteros y opciones de snacks saludables pueden formar parte de tu dieta sin problemas.

    Asimismo, existen técnicas y trucos para preparar y consumir ciertos alimentos que te permitirán disfrutar de tus platos favoritos sin afectar el proceso de ortodoncia.

    ¿Qué no comer con brackets?

    Cuando llevas brackets, es importante evitar alimentos pegajosos, duros, crujientes y fibrosos, así como aquellos excesivamente condimentados.

    Estos alimentos pueden causar daños en los brackets, dificultar la limpieza y aumentar el riesgo de molestias o problemas durante el tratamiento. Mantén una dieta suave y equilibrada, y sigue las recomendaciones de tu ortodoncista para lograr mejores resultados en tu proceso de corrección dental.

     

    Problemas de endodoncia

     

     

    Alimentos prohibidos con aparatos dentales

    Los alimentos pegajosos, como los caramelos, chicles, toffees y malvaviscos, deben ser evitados. Estos alimentos pueden quedar atrapados entre los brackets y los alambres, dificultando la limpieza y aumentando el riesgo de caries.

    Adicionalmente, los alimentos duros, como las nueces, las palomitas de maíz, las zanahorias crudas y los cubitos de hielo, pueden ejercer presión excesiva sobre los brackets y los alambres, lo que podría ocasionar que se desprendan o se rompan.

    Asimismo, los alimentos crujientes, como las galletas, las papas fritas y las barras de cereales duras, también pueden ejercer presión sobre los brackets y alambres, lo que aumenta el riesgo de dañarlos.

    Los alimentos excesivamente condimentados, como las salsas picantes o el vinagre, pueden irritar las encías y los tejidos orales sensibles, lo que puede generar molestias adicionales durante el tratamiento con brackets.

    Y, ciertos alimentos fibrosos, como el apio y los tallos de brócoli, pueden llegar a quedar atrapados entre los brackets y alambres, lo que dificulta su eliminación y genera mucha molestias o daños

    Hay alimentos que combinan la textura pegajosa y dura, como los caramelos duros o pegajosos, que deben evitarse a toda costa. Pueden ser especialmente perjudiciales para los brackets, ya que pueden aflojarlos o despegarlos.

    Comidas a evitar

    Cuando llevas aparatos dentales, es importante evitar alimentos pegajosos, duros, crujientes, fibrosos y muy condimentados. Estos alimentos pueden dañar los brackets y alambres, dificultar la limpieza y causar molestias durante el tratamiento. Mantén una dieta suave y equilibrada para cuidar tus aparatos y lograr una sonrisa radiante.

    Tienes que tener en cuenta ciertas comidas que deben ser evitadas para asegurar un tratamiento exitoso y evitar daños en los brackets y alambres. Aunque puede ser desafiante al principio, hacer algunos ajustes en tu dieta te permitirá mantener tus aparatos en buen estado y contribuir a una sonrisa radiante

     

    ¿A qué edad hacer un diseño de sonrisa?

     

    Cuidados e higiene bucodental con brackets

    Para mantener tus dientes y encías saludables mientras llevas brackets, es importante seguir una rutina de limpieza adecuada. Cepilla tus dientes minuciosamente después de cada comida, prestando atención a los espacios entre los brackets y los dientes.

    Utiliza hilo dental para limpiar los espacios estrechos y enjuaga con enjuague bucal para eliminar las bacterias. No olvides programar visitas regulares al dentista para un cuidado completo.

    Limpieza con brackets

    Cuando llevas brackets, la limpieza bucal se vuelve aún más importante para mantener tus dientes y encías sanos. La presencia de los brackets y los alambres puede crear espacios donde los restos de comida y la placa bacteriana pueden acumularse fácilmente, lo que aumenta el riesgo de caries, enfermedad de las encías y mal aliento. Por eso, es fundamental seguir una rutina de limpieza adecuada y prestar atención a los siguientes aspectos:

    Utiliza un cepillo de dientes suave y una técnica adecuada para llegar a todos los rincones y recovecos de tus dientes y brackets. Presta especial atención a la línea de las encías y asegúrate de eliminar cualquier residuo de comida que pueda quedar atrapado.

    Pasa suavemente el hilo dental entre cada uno de tus dientes y deslízalo suavemente hacia arriba y hacia abajo. Esto ayudará a eliminar la placa y los restos de alimentos que se acumulan entre los dientes y los brackets.

    Utiliza un enjuague bucal recomendado por tu ortodoncista para ayudar a eliminar bacterias y mantener tus encías saludables. Enjuágate durante al menos 30 segundos y luego escúpelo. Recuerda no enjuagarte con agua después, para que los ingredientes activos del enjuague puedan actuar durante más tiempo.

    Precauciones a la hora de limpiar las piezas dentales

    Es importante cepillar nuestros dientes a fondo, debemos evitar aplicar demasiada presión. Cepillar con demasiada fuerza puede dañar el esmalte dental y causar sensibilidad. En su lugar, utiliza movimientos suaves y circulares para limpiar cada diente individualmente. Recuerda cepillar todas las superficies de los dientes, incluidas las caras exteriores, las caras interiores y las superficies de masticación.

     

    ¿Los implantes dentales son seguros?

     

    Utiliza un cepillo de dientes de cerdas suaves o medianas para evitar dañar el esmalte dental y las encías. Elige un cepillo de tamaño adecuado para llegar a todas las áreas de tu boca fácilmente. Considera reemplazar tu cepillo de dientes cada tres meses o antes si las cerdas están desgastadas o deshilachadas.

    Al usar hilo dental, debemos ser delicados para evitar dañar las encías. Pasa el hilo dental suavemente entre los dientes, asegurándote de llegar hasta la línea de las encías. Desliza el hilo dental suavemente hacia arriba y hacia abajo, formando una forma de «C» alrededor del diente. Evita hacer movimientos bruscos que puedan causar daño o sangrado de las encías.

    Los palillos de dientes pueden ser útiles para eliminar los restos de comida entre los dientes, pero debemos tener cuidado al usarlos. Utilízalos suavemente y con precaución para evitar dañar las encías o el esmalte dental. No los utilices como un sustituto del cepillado y el uso del hilo dental.

    Los enjuagues bucales pueden ser una excelente adición a nuestra rutina de limpieza dental, pero debemos leer y seguir las instrucciones adecuadamente. Evita tragar el enjuague bucal y no lo utilices como un sustituto del cepillado y el uso del hilo dental. Consulta con tu dentista para elegir el enjuague bucal adecuado para tus necesidades específicas.

    Cuidados especiales en caso de que tengas llagas

    Aunque es fundamental cepillar los dientes regularmente, debes hacerlo con suavidad cuando tienes llagas en la boca. Utiliza un cepillo de dientes de cerdas suaves y realiza movimientos suaves y circulares.

    Evita cepillar directamente sobre las llagas para evitar irritarlas aún más. Si es necesario, puedes utilizar un cepillo de dientes con cerdas más suaves o incluso un cepillo de dientes eléctrico con una configuración de cepillado suave.

    Elige un enjuague bucal suave y sin alcohol para evitar la irritación adicional de las llagas. Realiza enjuagues suaves y evita enjuagar con fuerza, ya que esto podría aumentar el dolor y retrasar la curación. Puedes considerar diluir el enjuague bucal con agua tibia para reducir su concentración y suavizar su efecto.

    Durante el tiempo en que tengas llagas en la boca, es recomendable evitar alimentos y bebidas que puedan irritarlas. Evita alimentos picantes, cítricos, ácidos y crujientes que puedan causar dolor o empeorar las llagas. Opta por alimentos suaves y fáciles de masticar, como purés, sopas tibias, yogur y batidos.

    Utilizar analgésicos tópicos, como geles o enjuagues, para aliviar el dolor de las llagas. Estos productos pueden proporcionar un alivio temporal y ayudar a adormecer la zona afectada. Sin embargo, sigue las instrucciones de uso y evita aplicar en exceso.

    Mantén una buena hidratación para ayudar a la curación de las llagas y mantener la boca lubricada. Bebe suficiente agua durante el día para evitar la sequedad bucal, lo que puede empeorar las molestias.

    Aunque puede ser tentador tocar o irritar las llagas con la lengua o los dedos, es importante resistir la tentación. El contacto constante puede retrasar la curación y aumentar el riesgo de infección. Mantén las manos alejadas de la boca y evita manipular las llagas.

    Si las llagas no mejoran o empeoran con el tiempo, o si experimentas síntomas adicionales como fiebre o inflamación, es importante buscar atención médica profesional.

    Si tienes algún problema o duda con los brackets, no dudes en contactarnos

    ¡En P&P Clinic estamos aquí para ayudarte con tus problemas y dudas sobre los brackets! Somos especialistas en ortodoncia y nos dedicamos a brindar atención de calidad y personalizada a nuestros pacientes.

    Si estás experimentando alguna molestia, incomodidad o tienes alguna pregunta relacionada con tus brackets, no dudes en contactarnos. Nuestro equipo de profesionales altamente capacitados estará encantado de atenderte y brindarte soluciones efectivas.

    En P&P Clinic entendemos lo importante que es tu salud bucal y el impacto que puede tener en tu confianza y bienestar. Por eso, nos comprometemos a proporcionarte el mejor cuidado posible. Ya sea que necesites ajustes en tus brackets, asesoramiento sobre la limpieza adecuada o cualquier otra consulta, estamos aquí para ayudarte en cada paso del camino.

     

    Primera visita gratis

    Presupuesto sin copromiso

    Financiación hasta 60 meses

    Nuestras Especialidades