Caries en el cuello del dientes: causa y solución

pyp clinic
  • NPrimera visita gratis
  • NPresupuesto sin compromiso
  • NFinanciación hasta 60 meses

SOLICITA INFORMACIÓN


    He leído y acepto la Política de Privacidad.
    Suscríbeme la la lista de correo para descuentos especiales.

    El desgaste del cuello del diente es un problema dental común que puede ocurrir en cualquier persona, independientemente de su edad o género. A menudo, el desgaste del cuello del diente se presenta como una pérdida de la capa externa del diente en la zona del cuello, lo que puede hacer que los dientes se vean más cortos y desgastados.

    Caries en el cuello del dientes causa y solución

    Existen varias causas que pueden provocar el desgaste del cuello del diente. Una de las causas más comunes es el cepillado dental excesivo o agresivo. Al cepillarse los dientes con demasiada fuerza o usando un cepillo dental de cerdas duras, se puede desgastar el esmalte dental en el cuello del diente y provocar una recesión de las encías.

     

    Otra causa común del desgaste del cuello del diente es el bruxismo, que es el hábito de apretar o rechinar los dientes. Este hábito puede ejercer una presión excesiva en los dientes, lo que puede provocar su desgaste y otros problemas dentales.

    Beneficios de los implantes dentales

     

    El consumo frecuente de alimentos y bebidas ácidas también puede provocar el desgaste del cuello del diente. Este tipo de alimentos y bebidas pueden corroer el esmalte dental y provocar la erosión del cuello del diente.

     

    Es importante tratar el desgaste del cuello del diente lo antes posible para evitar problemas dentales adicionales. En este artículo profundizaremos en los síntomas más frecuentes del desgaste dental y sus tratamientos disponibles para este problema dental común.

    ¿Qué es el cuello del diente?

    El cuello del diente es la parte de la estructura dental que se encuentra entre la corona del diente (la parte visible en la boca) y la raíz del diente (la parte que se encuentra debajo de la encía y se inserta en el hueso de la mandíbula o el maxilar).

     

    El cuello del diente es una zona vulnerable a la caries dental y a la sensibilidad dental, ya que es donde se encuentra la dentina expuesta y la raíz puede estar expuesta en caso de retracción gingival. Por esta razón, es importante mantener una buena higiene bucal y visitar al dentista regularmente para prevenir y tratar cualquier problema dental.

    ¿Qué causa el desgaste del cuello del diente?

    El desgaste del cuello del diente puede ser causado por varios factores. Algunas de las causas comunes incluyen:

     

    Bruxismo: El bruxismo es el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes, lo que puede desgastar el esmalte dental y dañar el cuello del diente.

     

    Maloclusión dental: La maloclusión dental se refiere a la mala alineación de los dientes y la mandíbula. Esto puede causar una distribución desigual de la fuerza de la mordida, lo que a su vez puede desgastar el cuello del diente.

     

    Cepillado dental agresivo: El cepillado dental agresivo, especialmente con cepillos de cerdas duras, puede dañar el esmalte dental y el cuello del diente.

     

    Consumo de alimentos ácidos: Los alimentos ácidos pueden disolver el esmalte dental y el cemento que mantiene el diente en su lugar, lo que puede provocar el desgaste del cuello del diente.

     

    Enfermedades dentales: Algunas enfermedades dentales, como la enfermedad de las encías, pueden causar la retracción de las encías y exponer el cuello del diente, lo que puede aumentar su desgaste.

     

    Tratamientos de regeneración ósea

    Síntomas más frecuentes del desgaste

    El desgaste dental puede tener una variedad de síntomas, aunque no siempre son evidentes al principio. No obstante, a medida que el desgaste dental empeora, los síntomas pueden volverse más notorios y pueden incluir lo siguiente:

     

    • Sensibilidad dental: El desgaste dental puede provocar sensibilidad en los dientes, especialmente a los cambios de temperatura. Los dientes pueden sentirse incómodos o dolorosos cuando se bebe agua fría o se come alimentos calientes.

     

    • Cambios en la apariencia dental: El desgaste dental puede hacer que los dientes se vean más cortos y desgastados. Los bordes de los dientes pueden volverse irregulares y desiguales, lo que puede afectar la apariencia de la sonrisa.

     

    • Dolor de mandíbula: El desgaste dental también puede afectar la mandíbula y provocar dolor. Esto puede ocurrir si la mordida se ha visto afectada debido a la pérdida de altura dental.

     

    • Dolor de cabeza: El desgaste dental puede provocar dolores de cabeza debido a la tensión en los músculos de la mandíbula y la boca.

     

    • Cambios en la posición de los dientes: El desgaste dental puede afectar la forma en que los dientes se posicionan en la boca. Esto puede resultar en dientes torcidos o espacios entre los dientes.

     

    • Fracturas o roturas de los dientes: El desgaste dental puede debilitar los dientes, lo que puede aumentar el riesgo de fracturas o roturas dentales.

     

    • Problemas para masticar: El desgaste dental puede afectar la forma en que se muerde y mastica la comida, lo que puede provocar dificultades para masticar o tragar.

    Tratamientos para el desgaste del cuello en los dientes

    El tratamiento para el desgaste del cuello de los dientes puede variar según la causa y la gravedad del problema. Algunas opciones de tratamiento comunes incluyen:

     

    • Cambios en la dieta: Si el desgaste dental es causado por el consumo frecuente de alimentos ácidos, reducir la ingesta de estos alimentos puede ayudar a prevenir un mayor desgaste.

     

    • Terapia de sellado: El sellado dental puede ser una opción de tratamiento si el desgaste es leve. El dentista aplicará un sellador en el cuello del diente para protegerlo del desgaste adicional.

     

    • Restauraciones dentales: Las restauraciones dentales, como las carillas y las coronas, pueden ser necesarias para reparar los dientes gravemente desgastados. Estos procedimientos pueden ayudar a mejorar la apariencia de los dientes y restaurar su funcionalidad.

     

    • Ortodoncia: Si el desgaste dental se debe a una mordida incorrecta o una mala alineación dental, la ortodoncia puede ser necesaria para corregir el problema y prevenir un mayor desgaste.

     

    • Terapia de relajación muscular: Si el desgaste dental es causado por bruxismo, la terapia de relajación muscular puede ayudar a reducir la tensión en los músculos de la mandíbula y prevenir el desgaste adicional.

     

    • Tratamiento de enfermedades dentales: Si el desgaste dental es causado por enfermedades dentales, como la enfermedad de las encías, el tratamiento de la enfermedad subyacente puede ayudar a prevenir un mayor desgaste.

     

    ¿Cómo escoger una buena funda dental?

    Primera visita gratis

    Presupuesto sin copromiso

    Financiación hasta 60 meses

    Nuestras Especialidades