Cambiar brackets por Invisalign

pyp clinic
  • NPrimera visita gratis
  • NPresupuesto sin compromiso
  • NFinanciación hasta 60 meses

SOLICITA INFORMACIÓN


    He leído y acepto la Política de Privacidad.
    Suscríbeme la la lista de correo para descuentos especiales.

    Si estás buscando una alternativa más cómoda, estética y eficaz para corregir la posición de tus dientes, quizás haya llegado el momento de considerar cambiar los brackets tradicionales por Invisalign. Este innovador tratamiento de ortodoncia utiliza una serie de alineadores transparentes y removibles para mover gradualmente los dientes a su posición deseada, sin los incómodos y antiestéticos brackets y alambres metálicos de los aparatos tradicionales.

    Cambiar brackets por Invisalign

    En este artículo exploraremos en detalle las ventajas y desventajas de optar por Invisalign frente a los brackets, para que puedas tomar una decisión informada sobre qué opción es la mejor para ti.

    Recomendaciones para el uso de invisalign

    Se puede cambiar de ortodoncia a Invisalign

    Si ya llevas un tiempo usando brackets tradicionales, pero estás cansado de lidiar con las molestias, la restricción alimentaria y la incomodidad que a menudo vienen con ellos, es posible que te estés preguntando si es posible cambiar de ortodoncia a Invisalign. La buena noticia es que sí, en muchos casos se puede hacer la transición de un tratamiento de ortodoncia a otro, y el equipo de profesionales dentales puede ayudarte a hacerlo de manera efectiva y segura.

     

    Es importante tener en cuenta que el proceso de cambio de ortodoncia a Invisalign puede llevar un poco más de tiempo que un tratamiento tradicional de brackets, ya que los alineadores de Invisalign deben ser reemplazados cada pocas semanas para asegurar que tus dientes se están moviendo correctamente. Sin embargo, muchos pacientes encuentran que el resultado final vale la pena el esfuerzo adicional, ya que los alineadores son mucho más cómodos y menos perceptibles que los brackets y alambres tradicionales.

    ¿Por qué cambiar de brackets a Invisalign?

    Si estás pensando en someterte a un tratamiento de ortodoncia para mejorar la apariencia y funcionalidad de tu sonrisa, es posible que te preguntes cuál es la mejor opción: ¿brackets o Invisalign? Si bien los brackets tradicionales han sido el estándar de oro en la ortodoncia durante décadas, los alineadores transparentes de Invisalign han ganado popularidad en los últimos años por varias razones convincentes.

    Más discreto

    Si estás pensando en someterte a un tratamiento de ortodoncia, una de tus principales preocupaciones puede ser la apariencia de los brackets y alambres en tus dientes. Después de todo, los brackets tradicionales son muy perceptibles y pueden hacer que algunas personas se sientan cohibidas al sonreír o hablar en público. Es por eso que los alineadores de Invisalign pueden ser una opción atractiva para aquellos que buscan una solución más discreta.

    ¿Cada cuánto tiempo revisar los brackets?

     

    A diferencia de los brackets tradicionales, que se colocan en la superficie frontal de los dientes y son visibles cuando sonríes o hablas, los alineadores de Invisalign están hechos de un material transparente y se ajustan cómodamente a tus dientes. Esto significa que son virtualmente invisibles y nadie notará que los estás usando.

     

    Además, los alineadores de Invisalign son removibles, lo que significa que puedes quitártelos para comer, cepillarte los dientes y usar hilo dental. Esto también significa que puedes quitártelos para ocasiones especiales o reuniones importantes si prefieres no tenerlos puestos.

    Más rápido

    Una de las razones por las que los alineadores de Invisalign pueden ser más rápidos que los brackets tradicionales es porque el proceso de ajuste es más preciso. Los alineadores de Invisalign se fabrican utilizando tecnología de escaneo en 3D para crear una imagen precisa de tus dientes y encías. A partir de esta imagen, se crean una serie de alineadores personalizados que se ajustan perfectamente a tus dientes y encías.

     

    A medida que avanzas en tu tratamiento de Invisalign, cambiarás a una nueva serie de alineadores cada dos semanas. Cada alineador se ajusta ligeramente a tus dientes para moverlos gradualmente a su posición final. Este proceso de cambio regular de los alineadores es lo que hace que el tratamiento sea tan efectivo y rápido.

    Más higiénico

    La higiene bucal es extremadamente importante para mantener una buena salud dental, especialmente durante un tratamiento de ortodoncia. Es por eso que los alineadores de Invisalign pueden ser una opción más higiénica que los brackets tradicionales.

     

    Una de las principales ventajas de los alineadores de Invisalign es que son removibles, lo que significa que puedes quitártelos para cepillarte los dientes y usar hilo dental con facilidad. Con los brackets tradicionales, es difícil limpiar alrededor de los alambres y brackets, lo que puede llevar a la acumulación de placa y caries.

     

    Además, los alineadores de Invisalign se pueden limpiar fácilmente con un cepillo de dientes suave y agua tibia. No hay necesidad de usar hilo dental para limpiar entre los brackets y los alambres, lo que puede ser incómodo e incluso doloroso.

     

    Otra ventaja de los alineadores de Invisalign es que están hechos de un material suave y flexible que no causa irritación en la boca. Los brackets tradicionales pueden causar heridas y ampollas en las encías y mejillas, lo que puede hacer que sea incómodo llevarlos puestos.

    Más cómodo

    A diferencia de los brackets tradicionales, los alineadores de Invisalign están hechos de un material suave y flexible que se adapta cómodamente a tus dientes. Una de las principales ventajas de los alineadores de Invisalign es que no tienen alambres ni brackets que puedan irritar tus encías y mejillas. En su lugar, están hechos de un plástico suave y cómodo que no causa rozaduras ni heridas. Esto hace que el proceso de ajuste sea más cómodo y menos doloroso que con los brackets tradicionales.

    Usar implantes dentales por primera vez

     

    Además, los alineadores de Invisalign se ajustan perfectamente a tus dientes, lo que significa que no habrá puntos de presión incómodos que puedan causar dolor o incomodidad. Con los brackets tradicionales, es común sentir dolor y molestias después de cada ajuste.

    Cambiar a Invisalign a mitad del tratamiento

    Cambiar a Invisalign a mitad del tratamiento puede parecer un paso arriesgado, pero en realidad es una opción cada vez más popular para quienes buscan una experiencia de ortodoncia más cómoda, discreta y eficiente.

     

    A medida que más personas descubren los beneficios de los alineadores de Invisalign, es común que se planteen la posibilidad de cambiar a este método a mitad del tratamiento. Y aunque cambiar de brackets a Invisalign puede requerir algunos ajustes en la forma en que llevas tu tratamiento, los resultados finales pueden valer la pena.

     

    Una de las principales ventajas de cambiar a Invisalign a mitad del tratamiento es que te permitirá disfrutar de los beneficios de un tratamiento de ortodoncia más cómodo, discreto y eficiente. Al ser removibles, los alineadores de Invisalign te permiten comer lo que quieras sin restricciones, y te dan la libertad de llevar una higiene bucal más eficiente. Además, como son prácticamente invisibles, los alineadores de Invisalign te permiten llevar una sonrisa más estética y natural.

    Primera visita gratis

    Presupuesto sin copromiso

    Financiación hasta 60 meses

    Nuestras Especialidades