Aparato Herbst en ortodoncia: ¿Para qué sirve y cuándo se emplea?

pyp clinic
  • NPrimera visita gratis
  • NPresupuesto sin compromiso
  • NFinanciación hasta 60 meses

SOLICITA INFORMACIÓN


    He leído y acepto la Política de Privacidad.
    Suscríbeme la la lista de correo para descuentos especiales.

    La ortodoncia es una especialidad de la odontología que se enfoca en corregir problemas de alineación y posición de los dientes y mandíbula para mejorar la función y estética dental. Uno de los tratamientos más comunes en ortodoncia es el uso de aparatos para mover los dientes y la mandíbula a su posición correcta.

    Aparato Herbst en ortodoncia Para qué sirve y cuándo se emplea

    Uno de estos aparatos es el Herbst, también conocido como aparato Herbst o Herbst Mandibular Advancement Appliance (HMAA), y es el protagonista de este artículo.

    Cuidados con tratamientos de endodoncia

    ¿Para qué sirve el aparato Herbst y cuando se coloca?

    El aparato Herbst es un dispositivo que se utiliza en ortodoncia para corregir problemas de mordida y de posicionamiento de la mandíbula. Se trata de un dispositivo fijo que se coloca en los dientes superiores e inferiores y que está diseñado para estimular el crecimiento de la mandíbula inferior y avanzarla hacia adelante.

    Este aparato se emplea especialmente en casos de maloclusión esquelética, cuando el problema de la mordida está relacionado con el tamaño o posición de los huesos de la mandíbula y la maxila.

    El aparato Herbst se compone de dos partes, una barra metálica que se fija en la mandíbula inferior y que se conecta mediante unos tubos a unas bandas colocadas en los molares superiores. La barra ejerce una fuerza hacia adelante que estimula el crecimiento de la mandíbula inferior y la alinea con la mandíbula superior.

    Este tratamiento es muy efectivo en pacientes jóvenes cuya mandíbula aún está en crecimiento y puede ser moldeada con mayor facilidad. El Herbst se coloca generalmente en pacientes en la adolescencia, entre los 11 y los 14 años, aunque también puede ser utilizado en pacientes adultos.

    ¿Cuándo no colocarse una corona?

    Usualmente se coloca el aparato Herbst en aquellos en los que existe una maloclusión esquelética, es decir, una discrepancia entre el tamaño de la mandíbula inferior y la maxila que provoca una mala mordida. Los pacientes con este tipo de problemas pueden experimentar dolor en la mandíbula, dificultad para hablar o comer, y problemas estéticos.

    El uso del aparato Herbst puede tener una duración de 12 a 18 meses y requiere una visita al ortodoncista cada 4 a 6 semanas para ajustar la tensión de la barra. Aunque puede resultar incómodo al principio, la mayoría de los pacientes se adaptan rápidamente.

    ¿Cómo es el aparato Herbst?

    La barra metálica es la parte activa del aparato y se fija en la mandíbula inferior mediante una serie de tubos. Esta barra ejerce una fuerza constante hacia adelante, que estimula el crecimiento de la mandíbula inferior y la alinea con la mandíbula superior. La fuerza aplicada por la barra puede ser ajustada por el ortodoncista según las necesidades del paciente.

    Las bandas son los soportes que se fijan en los molares superiores y que conectan la barra con los dientes superiores. Estas bandas son especialmente diseñadas para resistir la fuerza que ejerce la barra y mantenerla en su lugar.

    El aparato Herbst puede incluir otros componentes, como resortes o tornillos, para ajustar la posición de los dientes y la mandíbula en función de las necesidades específicas del paciente. Además, se puede fabricar en diferentes materiales, aunque los más comunes son el acero inoxidable y el titanio. Estos son altamente resistentes, duraderos y seguros para el uso en la boca.

    ¿Cuánto cuesta el aparato de Herbst? Presupuesto

    El costo del aparato Herbst puede variar dependiendo de varios factores, como la ubicación geográfica, el tipo de clínica y el grado de complejidad del tratamiento. En general, el prespuesto del aparato Herbst suele ser mayor que el de los aparatos de ortodoncia convencionales, como los brackets o los alineadores transparentes.

    Es importante tener en cuenta que este precio no incluye otros gastos adicionales asociados al tratamiento, como las visitas de seguimiento, los ajustes del aparato y la limpieza dental.

    Otros aparatos dentales para corregir la clase II

    • Aparato de protracción maxilar: Este aparato se utiliza para corregir la posición de la mandíbula superior en pacientes con una mandíbula inferior retraída. Consiste en una placa que se coloca en el paladar y que se conecta a los dientes superiores mediante unos resortes. Estos aplican una fuerza constante hacia adelante, que estimula el crecimiento de la mandíbula superior y la alinea con la inferior.
    • Aparato de tracción extraoral: Este aparato se utiliza en casos de maloclusión esquelética severa, donde la mandíbula inferior está muy retrasada con respecto a la superior. Consiste en un arnés que se sujeta a la cabeza del paciente y se conecta a los brackets de los dientes superiores mediante unas gomas elásticas. Este aparato ejerce una fuerza hacia adelante en la mandíbula superior, lo que permite corregir la mordida y mejorar la estética facial.
    • Aparato de distalización: Este se utiliza para corregir la posición de los molares superiores en casos de mordida profunda o apiñamiento dental. Consiste en un pequeño resorte que se fija a los molares superiores y que aplica una fuerza constante hacia atrás. Esta fuerza desplaza los molares hacia la posición correcta, permitiendo mejorar la mordida y la estética dental.
    • Aparato de expansión maxilar: Este último se utiliza para corregir problemas de mordida cruzada o estrechamiento del paladar. Consiste en una placa que se coloca en el paladar y que se expande gradualmente mediante unos tornillos. Esta expansión permite ensanchar el paladar y mejorar la alineación de los dientes superiores e inferiores.

    Es importante mencionar que la elección del aparato adecuado para corregir la clase II dependerá de la gravedad del problema y de las necesidades específicas que tengas.

    ¿Por cuánto tiempo usar brackets?

    El aparato Herbst es un dispositivo ortodóntico efectivo y eficiente para corregir la maloclusión de clase II en pacientes. Este aparato ayuda a mejorar la alineación de los dientes y la mordida, además de corregir los problemas estéticos y funcionales asociados con la maloclusión de clase II.

    El aparato Herbst se emplea en casos de maloclusión esquelética moderada a severa, y su uso debe ser prescrito y supervisado por un ortodoncista capacitado y experimentado.

    Primera visita gratis

    Presupuesto sin copromiso

    Financiación hasta 60 meses

    Nuestras Especialidades