Seleccionar página

Anatomía bucal: ¿cuáles son las partes de un diente?

pyp clinic
  • NPrimera visita gratis
  • NPresupuesto sin compromiso
  • NFinanciación hasta 60 meses

SOLICITA INFORMACIÓN


    He leído y acepto la Política de Privacidad.
    Suscríbeme la la lista de correo para descuentos especiales.

    Muchas veces, aunque las personas estén completamente convencidas de que conocen su boca en profundidad, la realidad es que normalmente no suelen saber todos los secretos que acarrea la anatomía bucodental. Principalmente, las piezas dentales tienen un objetivo fundamental dentro de la masticación y la alimentación, por lo que es conveniente conocer la estructura de la manera adecuada para aprender a cuidarlas de la forma adecuada.

    Para ello, será importante saber qué son exactamente los dientes y las partes que los componen. Estas piezas son estructuras unidas al maxilar mediante el periodonto y que emergen a través de las encías. Esto hace que estén formados por una parte visible y otra oculta que se encargan de cortar y triturar los alimentos, además de proporcionar la capacidad de poder pronunciar palabras correctamente.

    parte de un diente

    Aunque vulgarmente a dichas piezas se las conoce genéricamente como “dientes”, la realidad es que cada una de ellas es diferente y tiene un nombre y objetivo muy concretos, ya que cada uno tiene su propio tamaño y una forma. Por ello, podemos dividir los dientes en los incisivos, aquellos más visibles y que se sitúan en la parte central de la boca, siendo los superiores las “paletas”, y los adyacentes los incisivos laterales.

    Por otro lado, están los caninos o colmillos, que debido a su forma afilada son imprescindibles para poder triturar los alimentos. Por último, se encuentran los molares, que tienen un papel bastante activo en la masticación; y los premolares, que se encuentran entre estos últimos y entre los colmillos, y cuyo nombre más conocido son las muelas.

    Cuando una persona crece, el número de dientes que tiene en la boca también aumenta, aunque cuando se es más joven estas piezas dentales no son las definitivas. A estas se las conoce como dientes de leche, y se caerán para posteriormente dar paso a aquellas piezas que tendrá una persona durante el resto de su vida.

    Hasta entonces, una persona suele tener hasta un total de 20 piezas dentales, pero una vez que se desarrolla y llega a la edad adulta, debería tener unos 32 dientes, a pesar de que las muelas del juicio o cordales pueden llegar a no emerger nunca. Así, una vez se conocen todos estos datos, es mucho más sencillo conocer la anatomía dental. Las estructuras de los dientes se componen de una parte visible y otra invisible, siendo la corona dental la que permite llevar a cabo funciones de masticación de los alimentos.

    parte de un diente

    Por otra parte, también está el cuello o zona cervical que une dicha corona con la raíz y que necesita de una higiene mucho mayor debido a una gran facilidad de acumulación de bacterias y caries. Por último, está la raíz, que se encarga de proporcionar soporte al diente y que queda unida a la corona a través del cuello. También cabe destacar el ligamento periodontal, una parte clave para poder sujetar correctamente el diente y protegerlo de posibles golpes externos.

    Los dientes, además de esta estructura básica, también están constituidos por otra serie de elementos que deben ser tenidos en cuenta, comenzando por el esmalte dental, un tejido muy resistente que protege la corona pero que, en caso de no cuidarlo como es debido, puede sufrir mucho desgaste con el paso del tiempo. La dentina, por otra parte, es la capa que se encuentra debajo de dicho esmalte y que aporta color a la corona además de proteger también los dientes de todos los golpes que puedan recibir.

    parte de un diente

    También cabe destacar, que las piezas dentales están formadas por las encías, que son las estructuras que se encargan de soportar los dientes, contando a su vez con una mucosa bucal que rodea el cuello y cubre el hueso, y que recibe el nombre de tejido periodontal. Por último, se encuentra la pulpa, o también denominada nervio, que también es un tejido y que se encargue de enviar señales sensoriales cuando los dientes sufren cualquier tipo de daño, además de que forman la dentina y nutren a la pieza dental. Una de las infecciones que más puede afectar a la pulpa es la pulpitis, que puede llegar a ser totalmente irreversible si no se coge a tiempo, y que en los casos más graves incluso podría derivar en una necrosis pulpar que podría provocar la pérdida total de la pieza dental.

    Cuando se conocen de una manera más profunda todas las partes que componen un diente, así como la funcionalidad de los mismos, queda mucho más claro lo importante que es mantener una buena higiene y cuidarlos de la manera adecuada. Esto puede ayudar enormemente a que las personas sean consciente de que los dientes no son un mero componente estético en el rostro, sino que son estructuras de gran complejidad y que afectan a la salud dental de múltiples formas diferentes.

    Por ello, para poder mantener una boca completamente sana es importante contar con una rutina de limpieza oral adecuada, así como combinar tanto los cepillados de dientes como el uso de colutorios para enjuagarse o incluso hilo dental. De esta manera, será mucho más sencillo eliminar todos los restos de alimentos acumulados en los dientes, y se contará con una higiene bucal mucho más completa que pueda prevenir caries y otras infecciones.

    No obstante, además de todas estas acciones, también será de vital importancia ir al dentista por lo menos una vez al año, ya que es la mejor forma de poder asegurarse de que todo se encuentra en orden. Y, en caso de que exista cualquier tipo de problema, los dentistas profesionales se encargarán de identificarlo y de solucionarlo de la mejor manera posible. Puede darse el caso de que los higienistas necesiten llevar a cabo una profilaxis dental para detectar cualquier patología y poder intervenir a tiempo, ya que este tipo de trastornos pueden derivar en consecuencias mucho más graves para la salud dental de los pacientes.

    Primera visita gratis

    Presupuesto sin copromiso

    Financiación hasta 60 meses

    Nuestras Especialidades

    • =Odontología
    • =Corporal
    • =Facial
    • =Capilar
    • =Fisioterapia
    • =nutrición
    Ubicación

    Calle Marceliano Santa María 11, 28036, Madrid

    Teléfono

    911544686

    Email

    info@pypclinic.com

    Horario

    Lunes a jueves :11:00 a 14:00 – 15:30 a 20:30

    Viernes: 11:00 a 14:00 -14:30 a 19:30