¿Qué hacer cuando un alambre de ortodoncia me pincha y duele?

pyp clinic
  • NPrimera visita gratis
  • NPresupuesto sin compromiso
  • NFinanciación hasta 60 meses

SOLICITA INFORMACIÓN


    He leído y acepto la Política de Privacidad.
    Suscríbeme la la lista de correo para descuentos especiales.

    Los brackets, también conocidos como frenillos, son dispositivos utilizados en la odontología moderna para corregir problemas de alineación dental y maloclusiones. Estos aparatos forman parte de la especialidad de la ortodoncia, la cual se enfoca en el estudio y tratamiento de las irregularidades en la posición de los dientes y la mandíbula. A lo largo de la historia contemporánea, los brackets han evolucionado significativamente en diseño, materiales y técnicas, permitiendo tratamientos más eficaces y cómodos para los pacientes.

    Alambre de ortodoncia que lastima

    La historia de los brackets en la odontología moderna se remonta al siglo XX. Aunque los principios de la ortodoncia se remontan a tiempos más antiguos, fue en este período cuando se desarrollaron los primeros aparatos de ortodoncia con brackets tal y como los conocemos en la actualidad. En la década de 1920, el Dr. Edward Angle, considerado el «padre de la ortodoncia«, introdujo la idea de usar brackets adheridos a los dientes para corregir problemas de malposición dental. Sus avances en la técnica y la comprensión de los principios de la ortodoncia sentaron las bases para la evolución futura de los aparatos dentales.

    Tratamientos de estética dental perdurables

     

    En la década de 1970, la aparición de nuevos materiales, como los brackets de metal, proporcionó una mayor resistencia y durabilidad a los aparatos de ortodoncia. Esto permitió tratamientos más efectivos y rápidos, ya que los brackets podían aplicar fuerzas más precisas y controladas para mover los dientes hacia su posición adecuada.

     

    En la década de 1980 y 1990, surgieron los brackets de cerámica y los brackets estéticos de zafiro, que ofrecían una apariencia más estética y discreta en comparación con los brackets metálicos tradicionales. Estos avances se convirtieron en una opción popular para aquellos pacientes que deseaban una corrección dental más estética.

     

    En los últimos años, el campo de la ortodoncia ha experimentado una verdadera revolución tecnológica. La introducción de la ortodoncia invisible, como los alineadores transparentes, ha brindado una alternativa más cómoda y estética para algunos pacientes. Estos sistemas permiten corregir problemas de alineación dental utilizando alineadores removibles y transparentes que se adaptan perfectamente a los dientes.

     

    Es común que los pacientes experimenten algún grado de dolor o molestia después de la colocación de los brackets o durante los ajustes periódicos del tratamiento de ortodoncia. Esto se debe a que los aparatos ejercen fuerzas sobre los dientes para moverlos a su posición deseada, y los tejidos orales necesitan tiempo para adaptarse a estos cambios.

     

    El dolor asociado con los brackets puede variar desde una sensación de presión y malestar leve hasta molestias más intensas. En algunos casos, los alambres o brackets pueden pinchar o rozar contra las mejillas, labios o lengua, causando pequeñas heridas o irritación en la mucosa oral.

     

    Sin embargo, es importante destacar que este dolor es temporal y suele disminuir a medida que los tejidos se adaptan y los dientes se acomodan en su nueva posición. Además, existen varios métodos y productos que pueden proporcionar alivio, como el uso de cera dental ortodóncica, analgésicos de venta libre, enjuagues bucales con agua salada y alimentos blandos y fríos.

    Blanqueamiento dental para jóvenes

    ¿Por qué tienen alambres los aparatos dentales?

    Los alambres son un componente esencial de los aparatos dentales en el campo de la ortodoncia, una especialidad de la odontología que se enfoca en corregir problemas de alineación dental y maloclusiones. Estos dispositivos, también conocidos como frenillos o brackets, forman parte de un sistema de corrección dental que permite mover los dientes gradualmente hacia su posición ideal y mejorar la estética y función de la sonrisa.

     

    Los alambres en los aparatos dentales desempeñan varias funciones cruciales que contribuyen al éxito del tratamiento. En primer lugar, aplican fuerzas controladas y constantes sobre los dientes para llevarlos a su posición deseada. Cuando los dientes están mal alineados, los alambres trabajan en conjunto con los brackets para aplicar presión sobre los dientes y guiarlos hacia una nueva posición en el arco dental. Estas fuerzas generan movimientos dentales específicos que son esenciales para lograr una alineación adecuada.

     

    Además, los alambres permiten controlar los movimientos dentales de manera precisa. Se diseñan en diferentes formas y grosores, lo que permite al ortodoncista tener control sobre la dirección y el grado de movimiento de cada diente. Los ajustes periódicos de los alambres permiten modificar las fuerzas aplicadas, lo que facilita la corrección de problemas como apiñamiento, diastemas (espacios entre los dientes) o malposiciones dentales.

     

    Finalmente, los alambres juegan un papel crucial en la fase de retención del tratamiento. Una vez que los dientes han sido movidos a su posición ideal, los alambres continúan manteniéndolos en su lugar para permitir que los tejidos circundantes se adapten y estabilicen. Esta fase es fundamental para evitar que los dientes regresen a su posición original después del tratamiento. Los alambres utilizados en la ortodoncia pueden ser de diferentes materiales, como acero inoxidable, níquel-titanio o aleaciones de cobre, entre otros. La elección del material dependerá de las necesidades y preferencias del paciente, así como de la complejidad del caso.

    ¿Qué cuidados tener con carillas dentales?

    ¿Por qué pinchan?

    El pincharse o experimentar molestias con los alambres de ortodoncia es una queja común entre los pacientes que llevan este tipo de aparatos. Existen varias razones por las que los alambres pueden causar incomodidad:

     

    • Ajustes y cambios en la ortodoncia: Durante el tratamiento de ortodoncia, es común que el ortodoncista realice ajustes periódicos para continuar moviendo los dientes hacia su posición ideal. Estos ajustes pueden implicar cambios en los alambres, lo que puede causar que algunos bordes o extremos del alambre sobresalgan y rocen contra las mejillas, lengua o encías, provocando molestias o incluso pequeñas heridas.

     

    • Irritación de los tejidos orales: La presencia de alambres puede causar irritación en los tejidos orales, especialmente en las primeras semanas después de la colocación del aparato dental. La boca necesita tiempo para adaptarse a la nueva presencia de los brackets y alambres, y durante este período de adaptación, es común que se produzca cierta incomodidad.

     

    • Movimiento de los dientes: A medida que los dientes se desplazan y se alinean, los alambres también pueden experimentar cambios en su posición. En algunos casos, esto puede resultar en que ciertas partes del alambre sobresalgan o se desplacen, lo que puede causar molestias o roces con las estructuras orales.

    Bandas o bracket suelto

    Los brackets se fijan a los dientes mediante un adhesivo especial. En algunos casos, este adhesivo puede debilitarse debido a factores como la ingestión de alimentos duros o pegajosos, la mala higiene bucal, o incluso por el simple desgaste durante el tratamiento. Cuando el adhesivo se debilita, el bracket puede desprenderse de la superficie del diente y generar molestias, como el pinzamiento del alambre metálico contra los tejidos orales.

    Ciertas actividades o hábitos como morder objetos duros, comer alimentos inapropiados o masticar hielo pueden ejercer fuerza excesiva sobre los brackets, lo que podría llevar a que se aflojen o se desprendan de los dientes. Por último, los golpes o impactos repentinos en la boca, como los que pueden ocurrir durante la práctica de deportes de contacto, pueden ocasionar que los brackets se suelten.

    Es importante evitar tocar o manipular el bracket suelto, ya que esto podría causar daños adicionales o incluso la pérdida del aparato. Además, es recomendable cubrir cualquier borde puntiagudo o extremo del alambre que esté causando molestias con cera dental ortodóncica para evitar heridas en los tejidos orales. Mientras se espera la cita con el ortodoncista, se puede seguir utilizando el aparato dental normalmente, evitando alimentos duros o pegajosos que podrían ejercer presión sobre el bracket suelto.

    Se ha salido el ultimo bracket

    Si se ha salido el último bracket del aparato dental, es importante tomar medidas para abordar la situación de manera adecuada. Un bracket suelto puede generar incomodidad y, en algunos casos, afectar el progreso del tratamiento de ortodoncia. Lo primero que se debe hacer es mantener la calma y evaluar la situación. Si el bracket se ha desprendido completamente y no está dañado, es posible guardarlo en un lugar seguro y llevarlo a la cita de seguimiento con el ortodoncista.

     

    El profesional podrá reemplazarlo y realizar los ajustes necesarios para mantener el tratamiento en curso. Sin embargo, si el bracket se ha fracturado o se ha perdido por completo, no se recomienda intentar repararlo o reinsertarlo por cuenta propia, ya que esto podría comprometer la eficacia del aparato y causar problemas adicionales.

     

    Es importante comunicarse con el ortodoncista tan pronto como sea posible para informar sobre el problema y programar una cita para solucionarlo. El ortodoncista podrá reemplazar el bracket suelto y asegurarse de que el tratamiento continúe de manera efectiva. Mientras se espera la cita con el ortodoncista, se puede usar cera dental ortodóncica para cubrir cualquier borde puntiagudo o extremo del alambre que esté causando molestias. Además, es fundamental mantener una buena higiene bucal, cepillándose los dientes y utilizando hilo dental adecuadamente para evitar acumulación de placa alrededor de los aparatos.

    ¿Qué usar para aliviar el dolor?

    El dolor asociado con los aparatos de ortodoncia, especialmente cuando los alambres o brackets pinchan o causan molestias, puede ser una experiencia incómoda para muchos pacientes. Afortunadamente, existen varios métodos y productos disponibles para aliviar el dolor y la incomodidad durante el tratamiento de ortodoncia. Algunas diversas opciones que pueden proporcionar alivio y mejorar la comodidad del paciente son las siguientes:

     

    • Cera dental ortodóncica: La cera dental es una de las herramientas más comunes y efectivas para aliviar el dolor causado por los aparatos dentales. Se trata de una cera suave y moldeable que se coloca sobre los brackets o alambres que estén causando molestias. La cera ayuda a reducir la fricción y evita que el alambre o los brackets rocen directamente contra los tejidos orales, lo que puede aliviar el dolor y prevenir lesiones en las mejillas, labios o lengua.

     

    • Geles o pomadas anestésicas: Algunos pacientes encuentran alivio temporal mediante el uso de geles o pomadas anestésicas tópicas. Estos productos contienen ingredientes que adormecen ligeramente las áreas irritadas, proporcionando un alivio momentáneo del dolor y la incomodidad. Sin embargo, es esencial seguir las instrucciones del producto y evitar su uso excesivo para no desensibilizar los tejidos orales.

     

    • Analgésicos de venta libre: Los analgésicos de venta libre, como el ibuprofeno o el acetaminofén, pueden ser útiles para aliviar el dolor asociado con los aparatos de ortodoncia. Estos medicamentos pueden ayudar a reducir la inflamación y aliviar el dolor leve o moderado. No obstante, siempre se debe seguir la dosis recomendada y consultar con un profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento.

     

    • Enjuagues bucales con agua salada: Los enjuagues bucales con agua tibia y sal pueden ser una solución natural para reducir la inflamación y aliviar la irritación causada por los aparatos de ortodoncia. El agua salada ayuda a limpiar y desinfectar las áreas afectadas, lo que puede promover una curación más rápida.

     

    • Bolsas de hielo o compresas frías: La aplicación de bolsas de hielo o compresas frías en las áreas doloridas puede ayudar a reducir la inflamación y proporcionar un alivio temporal del dolor. Sin embargo, se debe tener cuidado de no aplicar hielo directamente sobre los aparatos, ya que podría dañarlos o debilitar el adhesivo.

     

    • Alimentos blandos y fríos: Durante los períodos de mayor incomodidad, optar por alimentos blandos y fríos puede ser beneficioso. Los alimentos fríos pueden adormecer ligeramente las áreas irritadas, mientras que los alimentos blandos minimizan la fricción y el roce con los aparatos.

     

    • Evitar alimentos pegajosos o duros: Evitar alimentos pegajosos, como caramelos o goma de mascar, y alimentos duros, como nueces o pretzels, puede reducir el riesgo de dañar los aparatos o aumentar la incomodidad.

     

    • Cepillado y limpieza adecuada: Mantener una buena higiene bucal es fundamental para evitar complicaciones y aliviar el dolor. El cepillado cuidadoso y el uso de hilo dental ayudan a mantener los dientes y los aparatos limpios y libres de restos de alimentos, lo que puede reducir la irritación y la inflamación.

     

    Es importante recordar que cada paciente es único y puede experimentar diferentes niveles de dolor y sensibilidad durante el tratamiento de ortodoncia. Si el dolor es intenso, persistente o causa preocupación, se debe comunicar con el ortodoncista para obtener orientación y ajustes adecuados en el tratamiento. El profesional de ortodoncia está capacitado para abordar estas situaciones y asegurar que el paciente tenga una experiencia de tratamiento cómoda y efectiva.

    Primera visita gratis

    Presupuesto sin copromiso

    Financiación hasta 60 meses

    Nuestras Especialidades